sábado, 4 de julio de 2009

El delirium tremens


El delirium tremens es un cuadro que se da en sujetos alcohólicos crónicos en el momento de supresión brusca de alcohol. Se caracteriza por presentar componentes neuropsiquiátricos como el temblor, alucinaciones, confusión, agitación, verborrea y signos de hiperactividad autonómica, tales como taquicardia.

El delirium tremens es un síndrome grave, potencialmente letal, que ocurre en aproximadamente el 5% de los pacientes que siendo alcohólicos incurren en abstinencia súbita de alcohol. Tiene una morbilidad cercana al 10% por deshidratación a causa de los vómitos. Su aparición se sitúa, generalmente, a las 72 horas de haber tomado la última copa de alcohol. Sin embargo, el delirium tremens puede desarrollarse sin que haya habido un cambio en el patrón de bebida. De esta manera, en los servicios de urgencias pueden encontrarse pacientes que, aún bebiendo, presenten los síntomas y signos propios del síndrome.

La presencia del delirium tremens asociado a una ingesta diaria intensa de alcohol define la adicción a éste. Beber en exceso diariamente durante un tiempo prolongado produce inevitablemente adicción al alcohol y el subsiguiente síndrome de abstinencia. También pueden producirlo sustancias tóxicas como la cocaína, algunas setas (amanita muscaria), algunos fármacos (codeína) en dosis elevadas, el pegamento, este fenómeno se da también en cuadros febriles elevados, de 41-42º.

El tratamiento debe iniciarse lo más pronto posible. El tratamiento es con fármacos administrados por el medico psiquiatra. Si pasados 20 minutos el paciente no se ha tranquilizado, el medico pueden volver a suministrar una nueva dosis del fármaco.
El tratamiento suprime los síntomas, pero no ha demostrado tener efecto sobre la duración del delirium tremens.

2 comentarios:

gallega dijo...

MUY TRISTE

tomson dijo...

Hola Gallega!!! es muy triste esto se da en adictos de distintas sustancias.
Un beso buen domingo!