jueves, 30 de agosto de 2012

Psicología Positiva


Terapia en la actualidad
Durante muchos años la psicología y la psicoterapia hicieron foco en los aspectos patológicos del ser humano, con lo cual, a los consultorios llegaban solo las personas que padecían una enfermedad, aquellos quienes habían descubierto que tienen alguna enfermedad psicosomática, orgánica, o síntomas que les impiden el desarrollo normal de sus vidas.

La psicología es una ciencia de la salud y no de la enfermedad, por lo que se supone, que debería ocuparse no solamente de asistir para aliviar el padecimiento de algunas personas, sino también de poder ayudar a identificar y desarrollar las fortalezas y virtudes y actitudes positivas de las personas.

Los terapeutas no deberían trabajar únicamente con los padecientes, sino que, incluyendo en su trabajo a aquellas personas que gozan de buena salud psíquica, formarían parte de lo que se conoce como prevención en salud.

En este sentido, la psicología no debería basarse solamente en la enfermedad, en “aquello que falta”, “Lo que nos falta”, sino que hay que tener presente las fortalezas que cada uno tiene, y aprender a desarrollarás aún más.

Afortunadamente, la mirada psicológica se amplía cada vez más y hoy en día se incluye en la terapia positiva, los aspectos positivos del ser humano y las capacidades de resiliencia que cada persona posee.

¿Qué es la Psicología Positiva?
La psicología positiva es una rama vanguardista de la actualidad psicológica, que con la misma rigurosidad científica, se basa en una nueva perspectiva, la cual pretende comprender los procesos que subyacen tanto en las emociones positivas como en las cualidades del ser humano.

Su nombre hace hincapié en las emociones positivas, en las actitudes, en potenciar las fortalezas y fomentar aquellos comportamientos que generen una buena calidad de vida.
En síntesis, en psicología positiva la atención está focalizada en las cualidades y características positivas del ser humano y en el desarrollo de las aptitudes de superación, autovaloración y autoestima.

Estos desarrollos que hacen énfasis en las características positivas, los vienen aplicando desde hace ya mucho tiempo los psicoterapeutas, médicos y psicólogos que emplean la hipnosis o hipnoterapia en sus tratamientos psicológicos.

Milton Erickson tal vez sea el paradigma de terapeutas psicólogos y psiquiatras que han empleado, motivado y desarrollado los aspectos de una terapia positiva a través de la hipnoterapia y sus enfoques clínicos frente al padecimiento de síntomas y enfermedades, empleándola muchas como una modalidad de terapia breve.

Estudios científicos actuales avalan la posibilidad de cambios reales en las personas, cuando hay un mejoramiento de la calidad de vida.
La felicidad es un proceso, no una meta.

El objetivo de la psicología positiva apunta a mejorar la calidad de vida y prevenir la aparición de posibles patologías y/o trastornos mentales. Es esta rama de la psicología la que apunta a la construcción de competencias y a la prevención.
Este nuevo punto de vista, aporta nuevos conocimientos referidos a la psique humana, los cuales pueden ser utilizados tanto para resolver aquellos problemas de salud mental que padecen los individuos, como también para alcanzar bienestar y una mejor calidad de vida.

Partiendo de emociones positivas, de esperanza, del perdón, saliendo de la depresión, de la comunicación, reconstruyendo el pasado de una manera positiva, del optimismo, podemos alcanzar una vida plena y más feliz, transformando las cosas del día a día en poderosas herramientas para nuestro bienestar.

Gracias a la psicología positiva, podemos aprender a apreciar la vida, abriendo los ojos a aquello que por lo general pasamos por alto.
La felicidad es un proceso, no una meta, es por ello que debemos aprender a disfrutar de cada cosa de nuestras vidas, por más pequeña que parezca.

“Cuan­to mayor sea el nivel de calma de nuestra mente, tanto mayor será nuestra capacidad para disfrutar de una vida feliz.”
Dalai Lama.

“Si un día tienes que elegir entre el mundo y el amor, Recuerda:
Si eliges el mundo quedarás sin amor,
pero si eliges el amor,
con él conquistarás al mundo”
Albert Einstein