miércoles, 22 de agosto de 2012

Trastornos de angustias con Agorafobia


Es un trastorno de ansiedad por el cual una persona tiene ataques de miedos ansiedad intensa. También tiene miedo a estar en lugares en donde podría ser difícil escapar o donde no se podría disponer de ayuda.
La agorafobia generalmente involucra miedo a las multitudes, puentes o a estar solo afuera.
Causas: Se desconocen las causas exactas del trastorno de angustia y agorafobia. Debido a que las crisis de angustia a menudo ocurren en áreas o situaciones donde han sucedido en el pasado, el pánico o angustia puede ser un comportamiento aprendido. La agorafobia algunas veces ocurre cuando una persona ha tenido una crisis de angustia y comienza a tener miedo de situaciones que podrían llevar a otra crisis.
Cualquier persona puede desarrollar un trastorno de angustia o pánico, pero por lo general comienza alrededor de la edad de 25 años y es más común en las mujeres que en los hombres.
Síntomas: Las crisis de angustia implican períodos cortos de síntomas de ansiedad intensa que alcanzan su punto máximo al cabo de 10 minutos. Estos síntomas pueden abarcar:
Molestia o dolor torácico
Asfixia
Mareo o desmayo
Miedo a estar fuera de control
Miedo a morir
Miedo a "enloquecer"
Calores o escalofríos
Náuseas u otro malestar estomacal
Entumecimiento u hormigueo
Corazón acelerado
Dificultad para respirar
Sudoración
Temblor
Debido a la agorafobia, la persona  evita lugares o situaciones porque no se siente seguro en sitios públicos. El miedo es peor cuando el lugar está abarrotado de personas.
Los síntomas de agorafobia abarcan:
Sentir temor de quedarse solo
Miedo a estar en lugares donde el escape podría ser difícil
Miedo a perder el control en un lugar público
Dependencia de otros 
Miedo a la separación o distanciamiento de los demás
Sentimientos de desesperanza
Sensación de que el cuerpo es irreal
Sensación de que el ambiente es irreal
Temperamento o agitación inusuales
Permanecer en la casa por períodos prolongados.
Las personas que sienten pánico o angustia por primera vez algunas veces sienten miedo de que tengan una enfermedad seria o que incluso se estén muriendo. A menudo, las personas acudirán al servicio de urgencias u otros centros de atención de urgencia, ya que piensan que están experimentando un ataque cardíaco.
Un examen físico y una evaluación psicológica pueden ayudar a diagnosticar el trastorno de angustia. Es importante descartar cualquier trastorno médico, como problemas cardíacos, hormonales, respiratorios, neurológicos y de drogadicción. Los exámenes que se deben hacer dependen de los síntomas.
Tratamiento:
El objetivo del tratamiento es ayudar a que el paciente se desempeñe mejor y su éxito por lo general depende en parte de la gravedad de la agorafobia.

El método de tratamiento estándar combina terapia conductual cognitiva con antidepresivos.
Los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina generalmente son la primera opción de antidepresivo.

También se pueden prescribir otros medicamentos ansiolíticos. El médico puede recomendar benzodiazepinas cuando los antidepresivos no ayuden o antes de que hagan efecto.

La terapia conductual cognitiva implica de 10 a 20 consultas con un profesional en salud mental durante muchas semanas. Esta terapia le ayuda a cambiar los pensamientos que causan esta afección y puede involucrar:
Aumentar la comprensión y el control de sentimientos o puntos de vista distorsionados de eventos o situaciones estresantes.
Aprender a reconocer y reemplazar los pensamientos que causan pánico o angustia.
Aprender el manejo del estrés y técnicas de relajación.
Relajarse y luego imaginarse las cosas que le causan ansiedad, trabajando desde la menos hasta la más temida (se denomina terapia de desensibilización y exposición sistemáticas).
También se puede exponer lentamente a la situación de la vida real que causa el miedo para ayudar a superarlo.
Un estilo de vida sano con ejercicio, reposo suficiente y buena nutrición también pueden ser útil.

La mayoría de los pacientes puede mejorar con medicamentos o con psicoterapia conductista; sin embargo, sin una ayuda oportuna y efectiva, el trastorno puede volverse más difícil de tratar.

2 comentarios:

gallega dijo...

EN REALIDAD, TODOS SUFRIMOS DE ANSIEDAD, UNO MAS QUE OTROS, VERDAD?

tomson dijo...

Hola Amiga!!!! Sin dudas, en estos tiempos de locos que nos toca vivir, la ansiedad, estrés...
Buen finde!!!! Besos.