miércoles, 7 de octubre de 2009

Fantasías sexuales

Las necesidades básicas o naturales son respirar, alimentase para saciar el hambre, y beber para calmar la sed. Igualmente, existen necesidades sexuales instintivas que tienen que ver con la supervivencia de la especie. Estas necesidades, en los seres humanos, se hacen mas complicadas, se preparan platos especiales o se toma, además de agua, otras bebidas. En el caso de la sexualidad, tenemos sentimientos y emociones, más allá de la satisfacción sexual simple. Lo denominamos amor. En el campo sexual, el hombre y la mujer han inventado distintos recursos eróticos.

Las necesidades se hacen exigentes. Queremos comer alimentos sofisticados, cocinados de distintas maneras. Como tomar bebidas refrescantes, con distintos sabores, además del agua. En la vida sexual, muchas parejas se aburren de una misma manera y comienzan a buscar formas sexuales y de amor más complejos. Todo porque en la relación de pareja, a pesar de que exista mucho más amor, el sexo deja de tener sentido si falta motivación o si se carece de innovación.

Algunos piensan que la pasión ha decaído cuando la verdad es que se han olvidado de utilizar nuestras principales aliadas para reavivarla: La imaginación y las fantasías sexuales.Imaginación es pensar en imágenes y, cuando de sexo se trata, no hay nada más erótico que utilizarla.

Desde la niñez estamos elaborando fantasías, inclusive las sexuales. En la adolescencia, las fantasías sirven para imaginar el desempeño sexual y para activar la sexualidad. De adulto, es usada para inducir o aumentar la excitación sexual y la pasión. Las fantasías pueden aumentar el desempeño fisiológico y el psicológico y trae beneficios concretos como focalizar los sentimientos y pensamientos, mejorar la autoimágen, hacernos sentir más sensuales, evitar el aburrimiento y proporcionarnos mayor confianza y seguridad.

Estas fantasías no deben generar angustia y la persona debe sentirse a gusto con ellas. Solo basta convertir nuestros pensamientos con nuestra pareja en imagines eróticas y dejarse llevar.La ventaja es que podemos llegar hasta lo inimaginable y podemos pararlas en el momento deseado. Luego podemos proponerle a nuestra pareja, nuestra fantasía, y si está de acuerdo, practicarla. Pueden hacerlo variando el ambiente donde hacen el amor, en las posiciones como lo hacen, en la forma como se visten, o usar juguetes eróticos. Cada pareja establecerá sus límites. Así como les gusta comer ricos y exóticos platos, hay que ponerle sal y pimienta a su vida sexual, salgan de la rutina y disfrútenlo.

7 comentarios:

lidiaazul dijo...

Querida tomson,yo no creo que a mi marido le diviertan mis fantasìas con Richard Gere...ja¡ja¡ja¡,con todo mi respeto,y un poco de humor.jè¡

Betty dijo...

bueno, veo que con Lidia compartimos las fantasías sexuales jajaja

Y eso de ponerle sal a la vida de pareja, claro que si!!!siempre, no importan los años que se tengan
besos Tomson, espero que salga mi comentario porque estos días no había caso

tomson dijo...

Lidia Betty compartimos fantasias Richard es lo mas!!!! Siempre es necesario un poco de pimienta, y mas con los terribles estres que nos sacan toda la energia.
Besos para las dos!!!
Betty no tengo idea el porque de la cuestion averiguare??????

gallega dijo...

YO ESTOY SOLA TANTOS AÑOS QUE SUEÑO CON UNO TODAS LAS NOCHES JA,JA,JA,JA,

lidiaazul dijo...

AY¡GALLEGA DE MI VIDA¡JA¡JA¡JA¡

gallega dijo...

BUENOS DIAS TOMSIN AMIGA QUERIDA!!!

Anónimo dijo...

Y si fantaseamos con otra mujer? No es cierto eso de que a los hombres eso les gusta! no, no...además...podemos quedarnos con ella!!!!

A veces es peligroso fantasear demasiado..