domingo, 15 de enero de 2012

La psicología psicodinámica

La psicología psicodinámica explora las causas emocionales de problemas psicológicos  y conductuales y ayuda a crecer como persona. También ayuda a superar los momentos de crisis, lograr objetivos y ser más feliz.
 
Como es un enfoque terapéutico enriquecido con los mejores aportes de diversas orientaciones (Psicoanálisis, Gestalt, Humanismo), resulta particularmente activo y eficaz.

 
Los objetivos centrales de la terapia psicodinámica son: Ayudar a descubrir y resolver los motivos conscientes e inconscientes (miedos, carencias, traumas, bloqueos) de síntomas psicológicos y conductuales ofrecerte una poderosa guía, estímulo y apoyo incondicional para: expresar y satisfacer los verdaderos sentimientos, pensamientos y deseos recobrar la autoestima y libertad interior superar los síntomas y realizar proyectos, madurar emocionalmente, ser más feliz.

La Psicología Psicodinámica es fruto de los descubrimientos de numerosos científicos, investigadores y humanistas, algunos de ellos verdaderos maestros.
 
Teorías psicodinámicas
Conceptos principales:
Personalidad: Patrón único de pensamientos, sentimientos y conductas de un individuo que persiste a través del tiempo y de las situaciones. Tiene dos partes importantes: la que se refiere a las diferencias únicas y la que es relativamente estable y duradera.

Las teorías psicodinámicas de la personalidad son teorías que afirman que la conducta es resultado de fuerzas psicológicas que actúan dentro del individuo, normalmente fuera de la conciencia.
Hay cinco características principales:
Una buena parte de la vida mental es inconsciente, por eso la gente se comporta de maneras que ni ella misma entiende.
Los procesos mentales operan en forma paralela, lo que conduce a sentimientos conflictivos.
Los patrones estables de personalidad no solo empiezan a formarse en la niñez, sino que las experiencias tempranas tienen un fuerte efecto en el desarrollo de la personalidad.
Las representaciones mentales que tenemos de nosotros mismos, de los demás y de nuestras relaciones tienden a guiar nuestras interacciones con otra gente.
El desarrollo de la personalidad implica aprender a regular los sentimientos sexuales y agresivos, así como volverse socialmente independientes en lugar de dependientes.

Alfred Adler decía que la gente se esfuerza por perfeccionarse social y personalmente, se establecen metas importantes para si mismas que se dirigen a su conciencia.
Esta gente comúnmente utiliza el método de compensación, que es el desarrollo de la personalidad para superar debilidades físicas.
Además, Adler también hablo del complejo de inferioridad, dijo que era una fijación en sentimientos de inferioridad y como consecuencia había una parálisis emocional  y social.

Karen Horney Le dio mucha importancia a los factores ambientales y sociales.
Ella hablo mucho de la ansiedad. Decía que era una reacción a peligros reales o imaginarios, no siempre en contextos sexuales.
Después de largos estudios, Horney llego a la conclusión de que los adultos ansiosos desarrollaban tendencias neuróticas como:
Moverse hacia - acercarse (sumisión)
Ceder y someterse
Moverse contra – atacar (hostilidad)
Inseguro y ansioso
Moverse lejos – alejarse (desapego)
No quieren ser lastimados.
Por ultimo llego a la conclusión de que la confianza característica de cada persona en cualquier tendencia, se refleja en sus patrones de conducta o tipos de personalidad.
 

Erik Erikson Este psicoanalista le daba mucha importancia a la relación padre hijo, decía que este era el primer contacto con la sociedad, determinaría como será con ellos y los demás.
Los niños desarrollarían un sentido de identidad si se sienten compatibles y valorados ante los ojos de sus padres y ante la sociedad. Que sientan que sus necesidades y deseos son compatibles con los de la sociedad personificada por su familia.

Sigmund Freud
ID: Conjunto de impulsos y deseos inconscientes que continuamente buscan expresión. Opera acorde al principio de placer.
Ego: Mediador de la realidad, consciente y necesidades instintivas. Opera acorde al principio de realidad: por medio de razonamiento inteligente, el yo trata de demostrar la satisfacción de los deseos del ID hasta que pueda hacerse de manera segura y exitosa. Opera en los niveles consciente, subconsciente e inconsciente.
Superego: No nacemos con el, lo desarrollamos con el tiempo. Son los estándares sociales que el individuo ha interiorizado, la consciencia y el yo ideal (como le gustaría ser a la persona).
Mecanismos de defensa: Cuando el ego es incapaz de controlar los impulsos del ID de manera aceptable para el superyo, experimenta ansiedad. La ansiedad causa sentimientos de desasosiego, aprensión o preocupación. El ego recurre al uso de una variedad de mecanismos de defensa para reducir la incomodidad causada por la ansiedad.
Negación: Rehusarse a reconocer una realidad dolorosa o amenazante.
Represión: Excluir de la consciencia pensamientos incómodos
Proyección: Atribuir a otros los propios motivos, sentimientos o deseos reprimidos.
Identificación: Adoptar las características de alguien mas para evitar sentirse incompetente.
Regresión: Volver a la conducta y las defensas infantiles.
Intelectualización: Pensar de manera abstracta acerca de problemas estresantes.
Reacción formativa: Expresión de ideas exageradas que son lo opuesto de las creencias o sentimientos reprimidos.
Desplazamientos: Cambiar los motivos reprimidos de un objeto original a un objeto sustituto.
Sublimación: Reorientar los motivos y sentimientos reprimidos en canales socialmente mas aceptables.
La teoría de Freud del desarrollo de la personalidad es psicosexual, se concentra en la forma en la que satisfacemos el instinto sexual en el curso de la vida.

Terapia Psicodinámica de la Depresión
Están las Psicoterapias psicodinámicas breves. La psicoterapia psicoanalítica elabora estrategias de afloramiento del yo intrapsíquico, oculto en el inconsciente del paciente, y origen de la sintomatología.
 
Desde el punto de vista psicodinámico el trastorno depresivo se expresaría como resultado de la pugna entre los mecanismos de defensa del paciente y sus impulsos.
 
Las técnicas de psicoterapia psicodinámica breve pretenden investigar y alumbrar esos conflictos para su resolución en la esfera consciente, a través de un número limitado de sesiones.