viernes, 26 de marzo de 2010

La vida no es un cuento


Y fueron felices y comieron perdices… Así terminaban muchos de los cuentos que nos contaban de pequeños y así, tal vez, fue como la cultura nos transmitía lo que esperaba de nosotros: hallar el amor y crear una familia, vendiéndonos la felicidad como una cosa de dos. La realidad es bien distinta, ni somos tan felices ni comemos perdices que, por otro lado no creo que muchos de nosotros hayamos probado el sabor de una perdiz.

Los índices de separación se equiparan a los de nuevos matrimonios, muchas parejas cortan su relación poco después de haber comenzado su vida en común, los hijos cada vez unen menos y cuesta más criarlos, educarlos, la violencia doméstica hace estragos, la satisfacción sexual en la pareja no es la panacea, los sueldos no dan para tanto, mucho menos para que un hombre pueda mantener a una mujer, ¿dónde está lo que nos habían prometido?

Es sorprendente, aún así, que persista la ilusión, seguimos esperando encontrar a la pareja ideal, comprar un pisito, compartir alegrías y penas, en la salud y en la enfermedad, tener hijos hermosos, hasta que la muerte nos separe. Me resulta muy curioso como en las cuestiones amorosas el ser humano, sobre todo las mujeres, Seguimos creyendo en el príncipe azul. Da la sensación de nacimos para amar y recibir amor, obnubilando otras funciones humanas tan importantes como estudiar, trabajar, ganar dinero, relacionarse, pensar, hablar, etc.

Nos entregamos al amor a todo o nada, esperando que el amor nos devuelva dinero, posición social, satisfacción y felicidad.
Hay que entender ninguna vida puede definirse en varias líneas, y aunque sé que nuestra ceguera respecto a nuestra forma de vivir sólo puede levantarse en el diván de un psicoanalista.

El amor es un sentimiento muy poderoso y necesario para nuestra supervivencia como individuos y como especie, pero muchas veces en nombre del amor hacemos cosas que no están justificadas. Algunos matan por amor, otros abandonan su profesión, amistades, familia por una relación amorosa, los hay que viajan miles de kilómetros para abrazar a la persona amada, etc. Amar nos aporta muchas cosas buenas, porque no sólo se trata de amar a una persona, se puede y se debe amar a muchas personas, también se puede amar el trabajo que uno desempeña, amar algún deporte, un libro, un cuadro.

El amor tendría que ser múltiple, tendría que enriquecernos, pero tantas veces vemos personas que sólo tienen ojos y deseos para una única persona, que se empobrecen creyendo que así vivirán su cuento de hadas.
A los adultos nos convendría poner los pies en la tierra y aprender a valorar la realidad, nuestra realidad, que depende de nuestro trabajo e implicación. Esperar que el amor te resuelva la vida es un grave error, como también lo es creer que tener pareja te libera del trabajo diario que supone mantener esa relación, el amor y el deseo. De ahí el fracaso de tantos noviazgos y matrimonios, creían que lo habían logrado y se durmieron en los laureles. No se pueden abandonar las propias ambiciones, esa es la mayor traición.

El ser humano es aquel que ha conseguido habitar en los cinco continentes, que ha viajado al espacio, que ha posibilitado la comunicación a distancia? el ser humano es muy poderoso, pero en estas cuestiones qué débil somos.

La mujer puede perder toda su inteligencia para sentirse deseada por un hombre, él puede cometer locuras para conseguir el amor de ella. Es necesario un nuevo modelo para el amor, este ya fracasó. La mujer y el hombre del siglo XXI necesitan palabras para transformarlas en trabajo que haga posible que cada uno de nosotros tenga nombre y apellidos, que viva su propia historia, que viva el amor y la sexualidad como también se viven en las novelas policiales, en los poemas, en las cartas, en los relatos históricos. Hay millones de formas,¿sos capaz de producir la tuya?

9 comentarios:

may dijo...

muy buenooo.....

al fin alguien que
piensa como yo
me encantoo el texto

sos una genia :)

gallega dijo...

ESPECTACULAR!!! ENTENDIBLE Y CIERTO!!

Anónimo dijo...

Tomson, ésto lo escribís vos???
como no citas fuente...

Me pareció muy bueno, ésta frase "amar nos aporta muchas cosas buenas, porque no sólo se trata de amar a una persona"...
me hizo acordar a lo que leí en algún momento sobre cómo definian los griegos al amor.
Nosotros utilizamos una palabra, ellos cuatro EROS:amor de pareja, amor romántico.
FILÍA:amor de amistad.
STORGUÉ:amor natural, de familia.
ÁGAPE:amor basado en principios como la lealtad, la honradez, la veracidad, etc.
el amor ágape cubre los otros tres, pero si alguno de los tres primeros falta, practicar el amor ágape, nos hace sentir en armonía...
Interesante el tema, da para mucho!!!
QUE SIGAS BIEN
MLP

Betty dijo...

una fórmula para vivir y ser feliz lo mas posible...que difícil!!!!!
amar y dejar SER, dar alas, esa es mi fórmula aunque a veces no la entiendan, porque también necesito si o si, que me dejen SER, entonces, como no permitirlo a otros?? y la paciencia!!! cada vez se tiene menos! y aprender a dejar ir, cosa muy difícil de lograr también, como hacemos para dejar ir lo que amamos?? y en realidad, cuando dejamos ir, es cuando mas vuelve el amor a nosotros, por la sencilla razón de que no se siente atado, se entiende lo que quiero decir??? jajaj
me fui por las ramas creo...ahora, lo que si tengo seguro es que los príncipes azules no existen, las varitas mágicas, tampoco, o sea, o luchamos por nuestras vidas y lo que esperamos de ella, o seremos sólo espectadores de una vida fantástica que pasa por delante nuestro...y sigue de largo...
beso Tomson!!!
como siempre, un placer venir por acá!!

tomson dijo...

May gracias!! Que tengas un lindo domingo!!

tomson dijo...

Gallega amiga,Gracias por estar siempre!!! Buen domingo!!

tomson dijo...

Anonimo! gracias por el aporte!!

tomson dijo...

Betty, no sabes como entiendo todo lo que escribiste, y no te fuistes por las ramas, es muy dificil explicar el vivir y dejar vivir, no siempre las personas estan dispuestas a entender o querer entender...
Yo estoy en una etapa de mi vida en que no dejo pasar nada, disfruto del sol, de la lluvia, del viento,de mi amada perrita, y de todos mis afectos, y aprendo de los malos momentos que en definitiva son mas que los buenos.
Besos buen domingo y buena semana!!

lidiaazul dijo...

Como siempre...leerte es un placer.