jueves, 10 de junio de 2010

Terapia Emotiva


En el funcionamiento humano existen tres aspectos psicológicos principales: pensamientos, sentimientos y conductas. Estos tres aspectos están interrelacionados, de modo que los cambios en uno producen cambios en otro. Si las personas cambian el modo en que piensan acerca de las cosas, sentirán de modo diferente y se comportarán de diferente manera.

Por ejemplo, si después de un fracaso en una tarea, piensas: soy un inútil que no hace nada bien; no vale la pena intentarlo, tus emociones y tu conducta serán muy diferentes que si piensas: bueno, he fracasado en esto, pero eso no me convierte en un inútil, solo en un ser humano que comete errores, como todos los demás; veré lo que puedo hacer para arreglarlo. En el primer caso, no es de extrañar que aparezcan sentimientos de depresión y que el comportamiento sea de abandono, mientras que en el segundo caso, puede sentir preocupación o cierta tristeza, pero estas emociones no serán lo bastante intensas e incapacitantes como para impedir solucionar el problema, seguir adelante y aprender cómo hacerlo mejor la próxima vez.

La terapia racional emotiva trata, las causas de las emociones humanas.
Los seis principios de la terapia racional emotiva

1) El pensamiento es el principal determinante de las emociones humanas. Los acontecimientos o las demás personas, aunque pueden contribuir, no nos hacen sentir mal o bien, sino que lo hacemos nosotros mismos en función de cómo interpretemos los acontecimientos y las cosas que pasen por nuestra mente.

2) El pensamiento disfuncional es la principal causa del malestar emocional.
Es decir, si al ir una mañana al trabajo, nos encontramos que el coche tiene una rueda pinchada, depende de uno sentirte furioso, pensando lo injusto que es, la mala suerte que tenemos, etc. o ansioso, pensando llegar tarde, el jefe se enojara, tendré que soportar su mal humor, o simplemente molesto, pensando qué se le va a hacer, tendré que cambiar la rueda y afrontar la consecuencias lo mejor que pueda.
De la misma manera, si, ante la existencia de cualquier problema emocional, como ansiedad, agorafobia, problemas de pareja, etc., analizamos lo que pasa por la mente de esa persona en cada momento, veremos cómo lo que se dice a sí misma está provocando que se sienta de un modo u otro y manteniendo su psicopatología.

3) Debido a que sentimos en función de lo que pensamos, para terminar con un problema emocional, tenemos que empezar haciendo un análisis de nuestros pensamientos. Si la psicopatología es producto del pensamiento irracional, lo mejor que podemos hacer es cambiar ese pensamiento. De hecho, es lo único que podemos cambiar, ya que no podemos cambiar directamente las emociones ni dejar de sentirnos mal sólo por desearlo.

4) Múltiples factores, tanto genéticos como las influencias ambientales (educación, etc.) se encuentran en el origen del pensamiento irracional y la psicopatología. De hecho, los seres humanos, parecemos tener una tendencia natural hacia el pensamiento irracional, no constructivo y la cultura en que vivimos moldea el contenido específico de esas creencias.

5) A pesar de la existencia de influencias del pasado en la psicopatología, la terapia racional emotiva enfatiza las influencias presentes, ya que son las responsables de que el malestar haya continuado a través del tiempo, a pesar de que las influencias pasadas hayan dejado de existir. La causa principal del malestar emocional no tiene que ver con el modo en que fueron adquiridas esas creencias o modos de interpretar la realidad sino con el hecho de seguir manteniéndolos en el presente. Así, si una persona evalúa su modo de pensar y lo cambia en el presente, su funcionamiento y sentimientos serán muy diferentes. Es decir, no es imprescindible ir al origen ni descubrir qué sucedió en el pasado, pues podemos trabajar directamente en el momento presente.

6) Aunque las creencias se puedan cambiar, ese cambio no va a suceder necesariamente con facilidad. Las creencias irracionales se cambian mediante un esfuerzo activo y persistente para reconocerlas, retarlas y modificarlas, lo cual constituye la tarea de la terapia racional emotiva.

La terapia
La terapia racional emotiva consiste en reemplazar esas creencias inapropiadas por creencias apropiadas y racionales. El método principal para hacer esto se llama debate de pensamiento y es, básicamente, una adaptación del método científico a la vida cotidiana. Es decir, si nuestros pensamientos son los principales responsables de nuestras emociones negativas inadecuadas, podemos sentirnos mejor si aprendemos a pensar por medio de un método científico según el cual dichas creencias son consideradas hipótesis cuya validez o invalidez habrá que determinar antes de ser aceptadas o rechazadas. Los pasos a seguir son los siguientes:

Descubrir las creencias que están en la base de los problemas y ver claramente que son ilógicas, no realistas y que causan malestar.

Aprender a debatir esas creencias y demostrarse a sí mismo cómo y por qué no están claras.

Discriminar las creencias irracionales y no constructivas de las racionales y constructivas, mostrando cómo estas últimas conducen a mejores resultados. Cambiar las creencias irracionales por creencias racionales.

7 comentarios:

gallega dijo...

QUE ALEGRIA !! HOLA TOMSON AMIGA QUERIDA Y LEAL!!! TE QUEREMOS MUCHOS!!!!!

tomson dijo...

Hola gallega!!! Gracias por tu afecto.
Besos amiga!!!

R.Rodriguez dijo...

.


Hola!

Excelente post. Lo que cuesta en la consulta en ocasiones, hacer entender estos conceptos a la gente que viene para recibir terapia.

Saludos.

R.Rodriguez
www.psicologoadistancia.com




.

Winter dijo...

Qué post tan útil! Me gustaría compartirlo en face pero veo que no tenés habilitada la opción...
Te dejo un cariño grande!

Betty dijo...

es un post muuuuuuuy interesante
que difícil es cambiar nuestro patrón de conducta o de pensamientos como en este caso!!!
y mirá que le pongo onda y lucho por modificarme en ese sentido, pero me cuesta un monton!!!!
besos amiga

tomson dijo...

Hola R. Rodriguez gracias por tus conceptos, yo creo que cuando la persona se acerca a la consulta, esta buscando soluciones rapidas y magicas a sus problemas.
saludos cordiales!!!
Winter que alegria leerte, espero estes bien!! Ya me voy a hacer un tiempo para actualizar el blog y poner el enlace a facebook.
Besos y un cariño grande Winter!!!
Betty amiga!!! Es muy dificil cambiar, cuando traemos informacion, pero se puede, mas cuando ese cambio implica mejorar nuestra calidad de vida en toda su expresión.
Besos cuidate!!!!

Anónimo dijo...

Buenísimo el artículo, muy interesante!!!

Justo este fin de semana leí lo diferente que era el décimo mandamiento de los otros nueve.
Mientras que el inclumplimiento de los primeros nueve era evidente a todos, el faltar al décimo mandamiento (que dice algo asi como que no se debería "desear" la esposa, la casa, el ganado, el esclavo,etc de tu semejante) solo era registrado por su legislador, alguien superior al ser humano capaz de conocer lo que pensamos.
Llamativo, no?
Cariños Tomson, beso a clarita!!!
MLP

PD: habilitá en cuanto puedas un enlace a FB.