martes, 10 de julio de 2012

Inteligencia Psicológica


Tener inteligencia emocional significa gobernar adecuadamente nuestros sentimientos y emociones, y no dejarse llevar por su impulsividad. Saber relacionarse con los demás e interpretar sus sentimientos, es decir, tener empatía. Las personas que han desarrollado positivamente las habilidades emocionales tienen mayor autoestima, son más asertivas, son socialmente más adaptativas. Por el contrario, las personas que no controlan su vida emocional mantienen una lucha interna que menoscaba el concepto de sí mismos y disminuye su capacidad de resolver satisfactoriamente los desafíos diarios de la vida.

Mejorar y cuidar la inteligencia emocional puede tener beneficios prácticos: el éxito en el trabajo, la estabilidad en la familia, la correcta educación de los hijos, etc.

Otra característica de tener una sana inteligencia emocional es que nos permite aprender a afrontar los miedos, algo importante en la psicoterapia, el miedo invalida y paraliza, sabotea la acción. El decidir y actuar potenciando las cualidades positivas (la autoestima, la asertividad, la empatía, el optimismo, el afecto, la creatividad, la felicidad, el sentido del humor, etc.) refuerza la salud mental y es una eficaz barrera defensiva ante posibles trastornos psicológicos.

La inteligencia emocional es un conjunto de habilidades que nos permiten percibir y expresar las emociones, usar las emociones para facilitar el pensamiento, entender las emociones y saber gestionarlas, tanto las propias como las de los demás. Para algunos profesionales la piedra angular de la inteligencia emocional es el saber darse cuenta de los propios sentimientos en el mismo momento en que surgen. Es la enseñanza de Sócrates de "conócete a ti mismo". Las personas con elevada inteligencia emocional son socialmente equilibradas, extravertidas y alegres. Saben comprometerse y son responsables, al tiempo que viven con ética. Son afectuosas en sus relaciones con otras personas. Se gustan a sí mismos (tienen autoestima) y su vida emocional es rica y ajustada a las distintas situaciones.

La inteligencia emocional es en gran medida ligada a la autoestima, y viceversa. Por ello, una buena forma de potenciar la inteligencia emocional es promoviendo el incremento de la autoestima. Un camino ciertamente sutil, pero quizás el más sensato y eficaz para ayudar a personas afectadas de algún trastorno psicológico, sea leve o grave.

La inteligencia emocional es una habilidad que puede desarrollarse, aprendiendo a manejar las emociones en el terreno tanto personal como relacional.

El pensamiento emocional está ligado en un aspecto a la actuación, a la puesta en acto allí cuando no hay demasiado tiempo para pensar qué hacer, más ligado a nuestros antepasados pre-humanos y sus condiciones de vida poco previsibles. Evaluar en milésimas de segundo un ambiente hostil a través de un gesto o de un movimiento, tiene relación con él.

Otro aspecto del pensamiento emocional tiene un tiempo prolongado de desarrollo y está más ligado a las emociones. La ira, la ansiedad, la vergüenza, la tristeza, el temor, la sorpresa, las emociones en general como estado de la mente vehemente o excitada, están ligadas al pensamiento emocional.

Es por la acción siempre presente de la inteligencia emocional que comprender racionalmente los cambios de actitud necesarios para mejorar nuestra vida, no es suficiente para que ella realmente cambie. Así como muchas veces sin saber racionalmente bien porqué, hay personas que realizan su vida de un modo altamente satisfactorio para ellas. Es el desarrollo que tiene su inteligencia emocional lo que les dicta ese camino:
Desarrollar una autoestima necesaria y equilibración con la realidad
Saber discriminar entre dificultades e imposibilidades.
Aprender a reconocer los propios sentimientos
Abordar la posibilidad de manifestar y controlar sentimientos positivos y negativos
Desarrollar la aptitud para dar y recibir, la tolerancia a la frustración
la capacidad de demora, en la satisfacción o la acción.
Desarrollar la empatía, como comprensión de los sentimientos de los otros.

4 comentarios:

carlos dijo...

la inteligencia es la capacidad de resolver problemas personales y colectivos. la capacidad de reaccionar adecuadamente ante las situaciones imprevistas, la capacidad de comprension de los demas seres, el sabio uso del sentido comun, la inteligencia esta intimamente relacionada con la memoria, la razon y la intuicion besos

gallega dijo...

HOLA TOMSON AMIGA QUERIDA ! FELIZ FIN DE SEMANA

tomson dijo...

Hola Carlos Muy bueno!!! Gracias por tu aporte. Buen finde Amigo!!!!

Hola Galleguita hermosa!! Gracias por los deseos!!!
Muy buen finde para vos!!! Besos gracias por visitarme.

gallega dijo...

tomson recien puse el blog tuyo, que sucede que nno posteas?