jueves, 24 de enero de 2013

¿Qué es dependencia emocional?



Sabes que es, o has escuchado hablar de la dependencia emocional.  Se podría decir que es una forma de autoengaño, amor, rutina, compasión, soledad, lástima, inseguridad, bajos niveles de autoestima, y autocontrol entre otros.

En el planeta tierra, pareciera que son muchísimas las personas que dependen de otra y casi ni se dan cuenta, más bien se trata de acicalar esta situación. Asimismo, infiero que son muchas las personas que dependen emocionalmente de su pareja y no son conscientes de ello. Darse cuenta y poner remedio puede ahorrar muchos sufrimientos futuros.

La dependencia emocional en la pareja puede equipararse con el concepto adicción al amor. Son muchas las personas que tienen la necesidad de tener una pareja y si la relación fracasa buscan rápidamente otra relación amorosa,  pero un clavo casi nunca saca otro clavo, más bien, casi siempre quedan los dos adentro.

La adicción al amor, como cualquier otra adicción, hace que la vida de la persona adicta gire en torno al objeto amado (la pareja). Su bienestar personal estará en función de la satisfacción que le produzca su cónyuge, buscará continuamente estar en su presencia y sufrirá cuando no está cerca de ella. Las rupturas amorosas las vivirán como un gran trauma, y tendrán la necesidad irrefrenable de recuperar la relación o buscar una nueva pareja.

¿Cómo puede usted saber si es emocionalmente dependiente o si puede llegar a serlo en algún momento de su vida?
Algunas de las características que se podrían percibir en las personas con dependencia emocional serían las siguientes:
Niveles bajos de autoestima: Las personas emocionalmente dependientes tienen un bajo auto-concepto por lo tanto los niveles de autoestima son muy bajos.
Necesidad de aprobación: Para las personas que tienen una necesidad imperante de aprobación,  están pendientes de que los y las demás le aprueben, si esto no ocurre lo perciben como algo negativo, por tanto esa falta de aprobación influirá de una manera decisiva en cómo se percibirán a si mismas.
Miedo a la soledad: (abandono). Estas personas tienen el pensamiento de que si alguien decide terminar una relación de amistad, pareja, entre otros, no lograran encontrar a nadie más que les comprenda y que pueda sustituir, entonces perciben el abandono como algo, horrible, insoportable e intolerable.
Quedar bien: Estas personas anteponen las necesidades de las demás a las suyas propias, casi nunca expresan opiniones personales contrarias al resto, mucho menos reclaman o exigen sus derechos, simplemente se dejan guiar por lo que creen que las demás personas esperan de ellas, de esta manera piensan que consiguen el cariño y la aprobación que tanto necesitan.  Hacen todo lo  que su cónyuge o la persona de la que dependen les pidan, creen que el estar de acuerdo con los y las  demás les concede valor, y serán merecedoras de su cariño y amistad.

Ya se habrán dado cuenta que las personas que viven en dependencia emocional poseen una serie de características con un objetivo común, sentirse queridas, razón por la que,  puede que busquen pareja continuamente en el caso de no tener, y harán todo lo que este a su alcance por mantener a su pareja, si la tienen; ya que tener una relación amorosa es lo más deseado para estas personas.

Los comportamientos más apreciables en las personas con dependencia emocional:
Excesiva ilusión: Al inicio de una relación amorosa o ante el intento de que suceda estas personas muestras una gran euforia, delirio y sobre generalización,  refieren que es lo mejor que les ha sucedido en la vida.

Control: Necesidad imperiosa por vigilar a su pareja, llamadas constantes con el fin de fiscalizar y  saber que está haciendo la otra persona.

Demandas: Suplicas de una relación exclusiva, no quiere y no le gusta que su pareja tenga otras relaciones de amistad o laboral, algunas veces incluso no le gusta que visite o se relacione con los hijos o hijas de la ex-pareja por miedo a perderlo/a.

Exigencias: Requerirá atención excesiva, utilizará cualquier excusa para mantener cerca al ser amado.

Sacrificio: Hará cualquier cosa para mantener el amor y la atención de la persona de la que depende emocionalmente, creerá que las necesidades de su cónyuge son más importantes que las suyas.

Sufrimiento: Vivirá la discordia como algo excesivamente traumático y doloroso; y una vez aceptada la ruptura, buscará rápidamente una nueva persona.
Se podría decir que el error de las personas que padecen de dependencia emocional, es que piensen que sometiéndose a la persona o personas de las que dependen, mantendrán el cariño que necesitan. Sin embargo, la evidencia ha determinado que debido a su comportamiento estas personas podrían producir un efecto contrario.

Si bien el amor es la mejor emoción positiva y en ella se sustenta  todo lo que rodea, deja de ser amor en el momento que pasa a ser dependencia: “se actúa a expensas  de cómo el otro, o la otra actúe o sienta y  en función de cómo  quiere que se  haga, por lo que ambas partes  salen perjudicados emocionalmente”.

¿Cómo saber si padecemos de dependencia emocional?
Hay toda una serie de características que se dan en una persona con dependencia emocional, no tienen porque darse todas pero al menos si tenemos cinco de las que expone a continuación, podría ser que estemos a punto de sufrirla.

¿Tener la sensación de que  están dando más que tu cónyuge?: ¿Sentir que no recibes lo que das?

Entender el amor como un sufrimiento: ¿Llorar constantemente por sentir que los demás sólo piensan en si mismos sin tener en cuenta las emociones y sentimientos de uno y la gran capacidad de amor que tenemos para dar?

Tendencia a infravalorarse: ¿Pensar que no valemos lo suficiente y que no estamos preparados para cambiar? ¿Nos vemos siempre como lo peor y a eso culpamos el que nos amen como quisiéramos?

Los conflictos son continuos: Dado el malestar que se vive,  ¿se provocan constantes conflictos por miedo al abandono o el rechazo, obteniendo el efecto totalmente contrario a lo que esperábamos?

Vivimos en una discusión perpetua con los demás y con uno mismo: El miedo nos provoca discutir y tras la discusión nos embarga el sentimiento de culpa por haber dicho lo  que dijimos, lo que  provoca agotamiento y desesperanza.
Tenemos tendencia a imaginar situaciones no reales donde siempre somos la víctima del desamor Idealización sobre la persona objeto de la dependencia:
¿Tendemos a crear una imagen de la persona, sobre la que recae nuestra dependencia, distorsionada?  ¿Idealizamos lo que es, como actúa y lo que se espera de el o ella? Posteriormente cuando la persona no cumple con esta idealización nuestra es cuando empiezan las frustraciones.

Tratar de cambiar a las demás personas: ¿Pretendemos cambiar la forma de actuar y pensar de la otra persona?
¿Decir a los  demás como tienen que ser para ser felices, desde nuestro punto de vista, claro está?

Nos sentimos solos: Aunque estemos rodeados de gente ¿sentir la sensación de estar solos y más aun incomprendidos?

Necesitar tener pareja: En búsqueda de ese amor correspondido tal cual lo esperamos, ¿no imaginar la vida sin una pareja y eso nos hace infeliz?  ¿No ser capaz de reorganizar la vida sin nadie?

Como se puede apreciar son personas que viven constantemente en un malestar emocional. Sienten miedo, tristeza, desamparo, desconfianza,  entre otros. La única manera de revertir esta situación es trabajando la autoestima, autovalorandose.

Peligros que podrían enfrentar las personas con dependencia emocional
Muchas de las relaciones actuales se asientan en luchas de poder, donde uno cede y el otro tiene el carácter dominante. Por ello, es difícil establecer el límite entre amar demasiado o no.  No obstante, este modo vincular tiende a agravarse con el tiempo. Si no se identifica la adicción a las personas, se corre el riesgo de caer en profundas depresiones o ansiedades con consecuencias fatales para la vida de la persona con dependencia.

2 comentarios:

gallega dijo...

QUE COSA , QUE ES EL SER HUMANO, DIFICIL CUESTION

tomson dijo...

Si lo es, nuestra mente es capaz de enfermar psicologicamente, organicante, es poderosa.
Besos amiga!!!!