sábado, 19 de marzo de 2011

Personalidad Múltiple


¿Verdad o mito?
La personalidad múltiple es algo que todos conócenos y hemos sentido hablar. ¿Existe, o es un invento?

Trastorno de identidad disociativo: La existencia de una o más identidades o personalidades en un mismo individuo, cada una con su propio forma de percibir e interactuar con el ambiente. También asociado con la perdida de la memoria, no la falta de memoria normal, sino pequeños lapsos amnésicos. Aunque no debe confundirse con la esquizofrenia que está también asociada a la disociación.

La disociación es un mecanismo psicológico de defensa en el cual la identidad, memoria, ideas, sentimientos o percepciones propias se encuentran separadas del conocimiento consciente y no pueden ser recuperadas o experimentadas voluntariamente. Todas las personas se disocian en algún momento, ejemplo; cuando la gente se da cuenta después de haber llegado a su casa, que no recuerdan gran parte del camino porque estaban preocupadas pensando en conflictos personales, o atentos a resolver una cuestión laboral. Pero cuando se da en alto grado provoca una ruptura, por la cual la persona no tiene sensaciones de sí misma y las percepciones de los hechos de la vida diaria.

Trastorno Disociativo de Identidad, es llamado así porque la persona no se siente conectada entre una personalidad y otra en distintos momentos de su vida.
La disociación es a veces un recurso necesario y común, para muchos adultos que intentan olvidar una situación en particular de su vida, por un tiempo. De esta manera, a la persona le es posible continuar con una vida efectiva, se desenvuelve en su trabajo y en sus obligaciones familiares, siendo una situación temporal y conciente, y el resultado de un esfuerzo para seguir adelante.

Para los psiquiatras y psicólogos personalidad múltiple es un término muy controversial, son pocos los que le otorgan seriedad a este diagnóstico. La mayoría no lo considera un desorden mental, sino un simple delirio con base cultural y terapéutica.

Sin embargo en la cultura popular la personalidad múltiple está muy arraigada tanto por su utilización en el cine, como en la literatura.
Pero en el cine y la literatura se lleva este diagnóstico de trastorno de identidad disociativo a una exageración casi sin límite. El número de personalidades diferentes y las espectaculares diferencias entre cada una parece haber ido incrementándose con el paso del tiempo. Algo que no sólo se ve en la cultura popular sino también en los consultorios psicológicos.

En la personalidad múltiple, la persona se olvida de sí misma involuntariamente y se transforma en otra, repitiendo este proceso en varias oportunidades, de las cuales existe por lo general una o dos que prevalecen. Lo que es interesante es que cada una de estas personalidades tiene su propia forma de ser, sentir, pensar y reaccionar, y hasta en ocasiones una no está de acuerdo con la otra.

El tratamiento terapéutico es necesario para ayudar a la persona a sobrevivir el sufrimiento mental de tener que vivir en direcciones diferentes, y para poder encontrar la paz mental aunque no pueda integrar las distintas personalidades en una sola. El objetivo es, llegar a negociar las diferencias y aprender a convivir con ellas.