martes, 9 de junio de 2009

Es imposible no comunicar


Esta gran premisa de la teoría de la comunicación humana (Wastzlawick) es tan cierta que a veces no reparamos en ella, porque confundimos la mala comunicación con la ausencia de ella.Otras veces pensamos que al no decir algún contenido a través de palabras, no estamos comunicando. Craso error, ya que la comunicación no-verbal: postura, mirada, gestos, expresión facial, movimiento de manos y voz, con sus consiguientes subvariables, tales como volumen, énfasis, connotación, matización, hace que lo que se expresa pueda ser aún más potente que lo dicho a través de las palabras.

Una persona que mira hacia una ventana con el ceño fruncido y los brazos cruzados, sin hacer contacto visual con su interlocutor, probablemente está comunicando que está molesta y que no quiere hablar por el momento.A veces hay "miradas que matan" o silencios llenos de contenidos implícitos, y quienes los vivencian saben bien a lo que se refieren.Frente a alguien que se siente triste o acongojado, el hecho de tomarle una mano o acariciarle el pelo puede ser la comunicación más directa e inequívoca de "cuentas conmigo" o "te acompaño en tu dolor". También el ofrecerle una cálida sonrisa o un guiño amistoso puede valer más que mil palabras.Se escucha muchas veces a mamás o papás decir: "Con mi hijo adolescente yo no tengo ninguna comunicación".

Sin embargo, basta observar la forma en que el hijo está sentado en relación a sus progenitores para darse cuenta de la rabia o rebeldía que siente hacia ellos en ese momento. Está transmitiendo que no tiene ganas de entablar una conversación o que no está dispuesto a escuchar un rosario de llamadas de atención o reproches hacia su persona.Muchas veces (no siempre) el género femenino necesita de parte de la pareja la explicitación verbal de sus sentimientos y/o el grado de seriedad que esa relación tiene para ellos. Sin embargo, lo que se le está pidiendo a ese hombre es, probablemente, muy difícil, porque esa conducta, por lo general poco frecuente en el repertorio conductual de él, puede inclusive producir el efecto de una evasiva o poco asertiva verbalización de lo que se le pide.

Quizás bastaría recurrir a la observación de la expresión no verbal de ellos para darse cuenta del gran sentimiento positivo que sienten hacia sus parejas.Haciendo una analogía con el mundo animal-irracional, si miramos cómo un perrito está echado al lado de su amo (a), cómo lo mira, le mueve su cola, o le lengüetea, se puede comprender el grado de afecto y significación que éste fiel amigo le otorga a esa relación.No es que no sea importante aprender a decir con palabras lo que se siente o se piensa, saber generar conversaciones, tópicos interesantes y entretenidos con los nuestros, o, en su defecto, verbalizar muy claramente lo que a una persona le gustaría que fuera diferente en su relación con otra, o cómo le gustaría ser tratada. Saberlo ahorraría muchos malentendidos o esfuerzos por tratar de ser telépatas y adivinar lo que la otra persona requiere para estar mejor o ser más feliz en su relación con nosotros.Pero no perdamos el norte y pensemos que sólo lo que se nos dice a través de palabras es lo válido.

En la consulta sicológica, cuando una persona afirma: "Lo que pasa es que no nos comunicamos", lo más probable es que quiera decir que su problema central relacional está dado por la mala calidad de comunicación o por los ruidos que se generan con su pareja.A veces sería muchísimo más fácil no comunicar en absoluto. En algunos casos esto resulta menos doloroso que hacerlo a través de otras claves, como el desprecio, asco, rencor, ridiculización, que se presentan de manera bastante repetitiva en las parejas mal avenidas.Cuidado entonces con las caras, miradas, posturas, tonos de voz y ademanes que hacemos hacia otros, ya que siempre estamos comunicando contenidos que dan cuenta, a ojos del buen observador, el tipo de sentimientos, simpatías o antipatías que éstos nos despiertan.

6 comentarios:

el ángel dijo...

que bueno este post! brillante!
es tal cual, nos comunicamos de tantas maneras,hasta gritando, estamos queriendo decir algo, el tema, creo yo, es que muchas veces, no nos "ven" y al no vernos, no se dan cuenta de lo que queremos decir, aunque sea con gestos y actitudes, siempre decimos cosas.
Y en relación a nuestras mascotas, ahí se nota claramente, que aunque no hablemos el mismo idioma, con sólo una mirada, un gesto,nos estamos diciendo algo.
Felicitaciones por el sobrino
saludos!

Winter dijo...

Si el común de la gente entendiera la comunicación no verbal...Con este tema yo tengo un problema (ojo, no sólo con este tema...eh), es que mi cara se expresa sin autorización y no la puedo controlar. Y mirá que practico, pero soy un desastre, no encuentro método para disimular. Acepto sugerencias...

tomson dijo...

Hola Angel! No nos ven o no escuchan, los sonidos o los gestos,algunas personas estan ocupadas en sus cosas y en salvarse a si mismos. Gracias Angel buena semana!!!
Hola Winter yo creo que la esencia de la persona no cambia,podras disimular algunas cosas pero....
Saludos y buena suerte!!!!

Tota dijo...

Es increíble cómo mis perros se comunican conmigo, cómo me saben leer y hacer q yo los lea a ellos... Con la gente, hasta los silencios hablan, el tema es saber escuchar y entender, lo mismo q los gestos y las palabras, no hay peor ciego... o sordo, en este caso!!! me encnató, te mando un beso, espero q te hayas recupeardo!!! Tota.

tomson dijo...

Hola Tota!!! los animales domesticos o mascotas, son super sensibles y tienen ese don de percepcion.
Si mejore de la gripe y me fui a conocer mi sobrinito.
Un beso Tota!!!!

Willowcita dijo...

mi gato no habla pero se hace entender a través de la mirada y con movimientos corporales.
como lo tengo hace mucho tiempo, ya lo puedo decodificar bien.
y además porque le tengo más paciencia que a los humanos.