lunes, 18 de octubre de 2010

Los Sueños

Los sueños son un milagro nocturno que abre nuestra visión a un universo poblado de personajes, lugares y criaturas que parecen sólidos, independientes y reales. Además, durante el sueño nuestra propia persona parece dotada de un cuerpo sólido y real que parece ser el origen y el sostén de nuestra existencia, de nuestros placeres y de nuestros dolores, un cuerpo dotado de ojos y oídos que nos proporcionan mensajes sensoriales y cuya muerte supone también nuestra propia muerte.

En suma, este mundo y este cuerpo onírico parecen crearnos y controlarnos, aunque el universo aparentemente objetivo es una creación de nuestra propia mente, un producto transitorio y subjetivo que se halla, en última instancia, sometido a nuestro control.


A veces, cuando despertamos pensamos que lo que acaba de ocurrir es irreal y decimos: No era más que un sueño. Pero de este modo incurrimos en el error que la filosofía hindú denomina subrogar de menospreciar el estado de sueño; es decir, concederle, desde el estado de vigilia, menor validez ontológica. No obstante, sea cual fuere la conclusión a la que arribemos cuando estamos despiertos, noche tras noche, una y otra vez, seguimos soñando y creyendo sin lugar a dudas en la realidad de nuestros sueños, y es por ello que luchamos y huimos, reímos y lloramos, maldecimos y disfrutamos.

Es posible que la mayoría de nosotros hayamos tenido, en alguna ocasión, la experiencia de darnos cuenta repentinamente de que no es más que un sueño mientras estábamos inmersos en una dramática aventura o bajo una pesadilla onírica. En ese momento nos tornamos lúcidos; estamos soñando y, al mismo tiempo, nos damos cuenta de que estamos soñando, y ese darnos cuenta puede proporcionarnos una sensación de alivio, placer, asombro y libertad.

Entonces somos libres para enfrentarnos a nuestros monstruos, para satisfacer nuestros deseos o para tratar de descubrir nuestras aspiraciones más elevadas sabiendo que no somos las víctimas sino los creadores de nuestra propia experiencia. Como dijo Nietzsche: “Quizás exista alguien que, al igual que yo, recuerde haber proclamado victoriosamente en medio de los terrores y los peligros de un sueño: Esto es solamente un sueño y quiero seguir soñándolo".

Los sueños nos enseñan que tenemos la posibilidad de construir el mundo tal y como lo deseamos y que es este deseo, en definitiva, el que nos lleva a creer sin ningún lugar a dudas en la realidad de lo que vemos. Sin embargo, en el interior de nuestra mente existe un mundo que también parece ser externo... Creemos despertar y que, con este despertar, el sueño se desvanece, pero somos incapaces de reconocer que lo que dio origen al sueño permanece presente, que nuestro deseo de construir un mundo diferente al mundo real persiste. Por consiguiente, lo que vemos al despertar no es sino otra forma del mismo mundo que contemplamos en los sueños. Estamos soñando de continuo. Lo único que ocurre es que los sueños vigílicos y los sueños oníricos nos parecen diferentes. Eso es todo.

Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él.
Paulo Coelho

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.
Antonio Machado

¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.
Pedro Calderón de la Barca

5 comentarios:

gallega dijo...

HAY SUEÑOS QUE NO QUERRIA DESPERTAR JA,JA,JA, HE TENIDO POR AÑOS SUEÑOS QUE SE REPETIAN

tomson dijo...

Hola Gallega!! A mi me pasa que no hay noches que no sueñe con mi mama.
Solo trata de entender porque se repetian.
Besos!!!!

Betty dijo...

hola Tomson!!! como estas??
te cuento, yo no hay noche que no sueñe y me acuerdo perfectamente al otro día de lo que soñé, y también tengo sueños recurrentes que se han ido repitiendo a lo largo de los años, y son feos, eso es lo lamentable, quien sabe que me estan queriendo decir, aunque siendo sincera, prefiero ignorarlo
besos!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Hola Tomson!!!
Sabés que jamás he tenido una pesadilla, pero también rara vez recuerdo lo que sueño, me tienen que despertar o que algún ruido me vuelva a la realidad...
y sólo una vez me pasó que tenía un sueño relindo, me desperté y dije voy a seguir soñando esto y enganché!!! Lo quise hacer en otras oportunidades y no pude :(
Un besito
MLP

PD: Tomson está llegando la época del Tereré, tomás??

tomson dijo...

Betty amiga que gusto leerte!! Amiga si no te afectan esos sueños recurrentes o no tenes la menor intencion de revolver nada, esta todo bien, el tema es cuando afecta o angustia.
Besos Betty que sigas bien!!

Hola MLP gracias por acompañarme!! sabes que a muchas personas le ocurre de dormirse y seguir soñando lo mismo, que bueno!!!
Si me gusta el tereré!!
Besos que sigas bien!!