lunes, 5 de diciembre de 2011

Trastorno de acumulación compulsiva


Este particular trastorno afecta a personas que lo expresan juntando artículos de valor limitado o nulo, tales como diarios o basura, y luego no pueden desprenderse de estos artículos. Así acumulan hasta que todo su espacio vital se llena de objetos y los hogares quedan con pasillos estrechos.

Las personas que sufren del Síndrome de Acumulación Compulsiva ponen en peligro a sus vecinos y a si mismas según expertos.
Sus condiciones de vivienda pueden presentar mayores riesgos de incendio y son a menudo insalubres y peligrosas. Los acumuladores se enfrentan con la posibilidad real de quedar enterrados bajo una avalancha de basura.
El tratamiento de la acumulación compulsiva es difícil porque las personas que lo padecen a menudo no consideran un problema la situación en la viven.

Los acumuladores compulsivos sucumben a fuerzas dentro del cerebro de tal manera que no se considera inquietante el desborde de basura en sus hogares Parece que no les importa lo que ven en cuanto al desorden. Lo que importa es el hecho de que estas cosas tienen importancia para ellos y su pérdida les provoca angustia. Los que más sufren son los familiares de los acumuladores.

La familia también sufre
Los niños sufren porque no pueden invitar amigos a la casa, tienen un sentido de vergüenza, y tienen cierta confusión sobre lo que es y no es comportamiento normal. Actualmente los investigadores, que han estudiado los animales como ardillas que "acumulan" los alimentos para el invierno usan elementos de ese trabajo para estudiar el comportamiento de la acumulación compulsiva y su neurobiología en los seres humanos.

Por qué las personas ahorran hasta el punto en que se vuelven desadaptados es el tipo de pregunta que puede ser aplicada a todos los trastornos psiquiátricos porque todos son exageraciones de los rasgos adaptativos.
No hay medicamentos simples que tengan un impacto. La terapia es útil pero difícil porque requiere que la persona que necesita tratamiento esté muy motivada. 

Básicamente establecer un programa de prácticas para que el paciente pueda ser insensibilizado para reducir la cantidad de dolor que siente cuando deja los objetos. Si el profesional logra un  progreso, un avance, se podría ayudar a limpiar el  hogar, pero es un proceso muy difícil.

Si alguien quiere ayudar a una persona que acumula compulsivamente, hay que primero evaluar si la persona está dispuesta a hablar con un profesional. Si se puede obtener la cooperación es más probable que lleve a un resultado positivo y satisfactorio.