lunes, 6 de febrero de 2012

La Hipocondría


El hipocondríaco tiene miedo, preocupación o convicción desproporcionados de padecer una enfermedad grave, a partir de la interpretación particular que hace de los signos o síntomas somáticos que el percibe. Generalmente esto lo lleva a un largo peregrinaje por las consultas médicas en busca de un diagnostico apropiado a su supuesta enfermedad.

Por lo general la exploración clínica no identifica enfermedad médica alguna capaz de explicar la preocupación del enfermo o los signos o síntomas que presenta. Esta preocupación por los síntomas somáticos acabara provocando un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral, o de otras áreas importantes de la actividad del sujeto.

El proceso suele afectar por igual a ambos sexos En la hipocondría, las preocupaciones del enfermo hacen referencia por lo general a funciones corporales como pueden ser: latido cardíaco, sudor o movimientos intestinales, pequeñas anormalidades físicas, heridas pequeñas, tos ocasional o a sensaciones físicas vagas y ambiguas, fatigas, dolor en las articulaciones.  El individuo atribuye estos síntomas o signos a la enfermedad temida y se encuentra muy preocupado por su significado, autenticidad y etiología. Las exploraciones físicas, repetidas, las pruebas diagnósticas y las explicaciones del médico no consiguen aliviar la preocupación del paciente.

Las personas que sufren este trastorno pueden alarmarse con la lectura o los comentarios sobre enfermedades, con las noticias de que alguien se ha enfermado o incluso por la observación de lo que ocurre en su propio cuerpo. Se cree que el estrés diario, el cansancio corporal, o la muerte de alguna persona cercana, pueden precipitar la aparición del trastorno.

Los hipocondríacos presentan también: trastornos de ansiedad y depresivos. En las primeras fases es fundamental descartar la posible existencia real de una enfermedad médica real, lo que no descarta la posible existencia de una hipocondríasis simultánea. Se hace necesario también descartar la posible existencia de un delirio somático (Delirio somático: el paciente tiene la creencia de que de alguna manera su cuerpo está enfermo, es anormal o ha cambiado. Por ejemplo, puede pensar que su estómago o su cerebro se están pudriendo, que sus manos o su pene están creciendo o que sus rasgos faciales están alterados. En ocasiones el delirio somático está acompañado de algún tipo de alucinaciones.)

Pueden aparecer ciertos trastornos psicóticos o depresivos mayores con síntomas psicóticos. Es preciso la diferenciación con otros trastornos somatomorfos, entre ellos la dismorfofobia (Se define como un persistente, anormal y injustificado miedo a las deformidades) trastornos de ansiedad, trastorno por angustia, TAG (El trastorno de ansiedad generalizada TAG es la preocupación y ansiedad crónicas y exageradas con relación a la vida cotidiana. Todos nos preocupamos en ciertos momentos, pero las personas con TAG nunca logran relajarse y, en general, esperan lo peor. Con frecuencia, la preocupación no está dirigida a nada en particular. En cambio, cada día provoca tensión y ansiedad.) TOC (Causan una elevada ansiedad en las personas que las padecen. El sujeto intenta ignorar o suprimir esos pensamientos o impulsos con otros actos concretos.
La persona reconoce que los pensamientos e impulsos son absurdos y no conducen a nada. Aparece una sensación de descontrol de los pensamientos o acciones.
Síntomas somáticos presentes en ciertos trastornos del ánimo).

El tratamiento principal consiste en una terapia cognitivo-conductual, que tiene el objetivo de hacer que el paciente pierda el miedo a estar enfermo. Lo primero que hay que conseguir es que el enfermo abandone las visitas constantes a las consultas médicas y a las urgencias hospitalarias y que la salud y la enfermedad no sean un tema habitual de conversación para él.


4 comentarios:

gallega dijo...

QUE PLACER, COMO LO DICES, GRACIAS AMIGA QUERIDA!!!

tomson dijo...

Besos te quiero mucho!!!!!

carlos dijo...

por lo general son personas con inestabilidad emocional besos

tomson dijo...

Carlos, son inestables, ansiosos, depresivos, baja autoestima. La persona inestable vive en una montaña rusa emocional, va dando tumbos en el terreno emocional, incapaz de conservar los afectos porque los cambia según cambia el viento.
Besos Carlos gracias por tu visita!!