viernes, 17 de febrero de 2012

Risoterapia


Una de las acciones que mas no llama la atención cuando estamos en un salón acompañadas de muchas personas, es esa sorpresiva y sonora carcajada que se vuelve contagiosa o al menos se esparce en forma de sonrisa entre el resto de los presentes.

Numerosos estudios acerca de las consecuencias de la risa, han fundamentado una técnica terapéutica llamada Risoterapia, a través de la cual se consigue potenciar la capacidad humana de sentir, amar, llegar al éxtasis y fomentar su creatividad.

La Risoterapia incentiva la risa y nos enseña a cultivarla como algo natural. Para ello se recurre a juegos y danzas grupales, masajes y técnicas diversas.

Se ha comprobado que la risa franca rejuvenece, elimina el estrés, la ansiedad, la depresión, baja el colesterol, adelgaza, elimina dolores, cura el insomnio, combate los problemas cardiovasculares y respiratorios y cualquier enfermedad.

Mientras reímos liberamos gran cantidad de endorfinas, responsables en gran parte de la sensación de bienestar. En ese estado es más fácil descubrir nuestros dones, abrirnos horizontes, vencer los miedos, llenarnos de luz, de fuerza, de ilusión, de gozar de las pequeñas cosas y aprender a vivir una vida positiva, intensa, sincera y total, tal como hacen los niños.

Es por eso que la risa, más allá de ser un aconsejado ingrediente de nuestra cotidianeidad, ha adquirido el matiz de terapia y existen consultas donde enseñan a sintetizarla, dosificarla y también prescribirla.

Ejercicios de Risoterapia que se puede practicar solo o en grupo luego de unos minutos de relajación que harán más efectivo el tratamiento.

Relajación con la risoterapia

Liberar lo negativo: Tomar un globo y comenzar a inflarlo. En cada soplido dejar salir algo que deseamos que desaparezca de nuestra vida, de el entorno o del mundo, puedan ser enfermedades, rencores, frustraciones, etc.

Eliminar lo negativo: Atar el globo con los cordones de las zapatillas. Poner música y empezar a bailar arrastrando el globo. Intentar hacerlo explotar antes de que se acabe la canción.

Tensar para relajar: Contraer todo los músculos y caminar rápido recorriendo la habitación de punta a punta.
Intentar decir tu nombre sin aflojar la musculatura. Luego relajar de a poco, por partes, todo el cuerpo.

Técnica de la risa fonadora: Tirado en el suelo practicar los cinco tipos de risa fonadora.

Técnica de las cosquillas: La risa causada por cosquillas, es la más primitiva. Las zonas más cosquillosas, axilas, costados del torso, cuello, envían impulsos eléctricos al sistema nervioso central lo que desata una reacción en la región cerebral. Por tal motivo, muy pocas personas resisten esta técnica infalible para reír. Acercarse  a un  compañero de terapia y hacerse cosquillas mutuamente durante todo el tiempo que puedan.

Después de una sesión de dos horas, es inevitable sentirse pleno, amoroso, tierno, alegre, vital, energético y un sinfín de sentimientos positivos. Parece mentira cómo un método tan sencillo como es la risa puede aportarnos tanto: la risa es Magia, es Alquimia, es la mejor medicina.

"La vida es en su totalidad una gran broma cósmica. No es algo serio, tómala seriamente y la perderás. Compréndela únicamente a través de la Risa". OSHO.

2 comentarios:

gallega dijo...

mimadre siempre dijo que la risa es curativa

tomson dijo...

Es verdad,hay que poner en practica esta tecnica a pesar de todo lo negativo.
Besos amiga buen finde!!!!