lunes, 4 de febrero de 2013

La irritabilidad en el hombre y los cambios de ánimo



Los cambios de ánimo en el hombre son uno de los síntomas principales de la andropausia. La irritabilidad como resultado del desequilibrio hormonal es una realidad, especialmente para los hombres entre los 40 y 60 años.

Síndrome de Irritabilidad Masculina
El síndrome del hombre irritable o el síndrome de irritabilidad masculina (IMS) es un término utilizado para describir los cambios de ánimo en el hombre. La irritabilidad en el a menudo es el resultado de altos niveles de cortisol y bajos niveles de testosterona. Algunos hombres responden con impulsividad mientras otros guardan estas emociones y se vuelven depresivos. Los comportamientos característicos del hombre con Síndrome de Irritabilidad Masculina incluyen:
Enojado
Sarcástico
Tenso
Discute constante
Frustrado
Exigente
Triste
Impaciente
Ansioso
Hostil
Nada cariñoso
Retraído
Defensivo
Insatisfecho
Aun cuando el síndrome de irritabilidad masculina es más común que aparezca debido a altos niveles de estrés y/o baja en la testosterona; los niveles altos de estrógeno pueden también ocasionar irritabilidad en el hombre. El principal origen de este desequilibrio es una disminución en los niveles de testosterona relacionados con la andropausia y el proceso de envejecimiento. Otros factores que pueden contribuir a los cambios de ánimo relacionados con la andropausia es el aumento de peso. Esto crea células de grasa que producen estrógeno a partir de la testosterona. Entre más niveles de estrógeno existan y menos niveles de testosterona, mayor será la posibilidad de que surja la irritabilidad en el hombre. Además, niveles altos de esta hormona del estrés, el cortisol, disminuyen los niveles de testosterona, con la misma probabilidad de provocar los cambios de ánimo en el hombre. Ciertos medicamentos también pueden ocasionar desequilibrio hormonal.

La solución: Tratamiento para el Síndrome de Irritabilidad Masculina
El hombre que experimenta el síndrome de irritabilidad masculina o síndrome de irritabilidad a menudo está en negación y culpa a todos excepto a sí mismo. Como hombre, es difícil reconocer y admitir que hay algo mal en uno, que algo ha cambiado, que los problemas hormonales son vistos a menudo como una cosa de la mujer. La verdad es que no está loco, algo está mal y algo puede hacerse para repararlo. La evaluación hormonal para el hombre es el primer paso para determinar sus niveles hormonales. La terapia de reemplazo hormonal bioidéntico integrado con un programa de nutrición y acondicionamiento físico específico ha sido la solución para muchos hombres.