viernes, 13 de noviembre de 2009

Lo que quisiste ser


Letra de la canción de Silvio Rodríguez

¿Qué necesita un ser humano
para no apartarse de sí?
¿A qué distancia está mi mano
de la gente que conocí?
¿Qué le ha faltado a la verdad
para quererla disfrazar?
¿Por qué un bufón llena el lugar
donde hubo un sitio para amar?
¿Por qué fingimos confusión
hasta acabar con la razón?
En fin, no sé como decir
que todo ha vuelto a ser normal
sólo si sé que no eres ya
lo que quisiste ser.

Cuando mis ojos se hacen aire
con tristeza pienso en el mar
porque mi tiempo es la distancia
recorrida para olvidar.
Y veo un dibujo del amor
saltando a un cielo sin color,
buscando un mundo por rastrear
y una ansiedad, y otra ansiedad.
Río del mar hecho a creyón
por quien aprende a dibujar.
En fin, no sé como decir
que se ha arruinado la canción
sólo si sé que no eres ya
lo que quisiste ser.

Veo tus brazos, que han llevado
mil adornos sobre su piel
y han olvidado hasta que fueron
una historia de amanecer.
Y tú, en función de relucir
dejas la magia humana y vas
a interpretar otro papel,
fingiendo para diferir.
No sé si es desesperació
o humilde ya resignación.
En fin, no sé como llamar
a esta versión de un pavorreal,
sólo si sé que no eres ya
lo que quisiste ser.

El psiquiatra Carl Jung; Dijo que el proceso que es nuestra vida tiene un sentido a ser encontrado, y lo llamó poéticamente Psicología del Amanecer y del Atardecer, mostrándonos que cada parte de nuestra historia representa una etapa y que cada etapa está signada por un aspecto a desarrollar en forma equilibrada y haciendo una síntesis en nuestro sí mismo, en aquello que originalmente quisimos ser pero luego cambiamos. Nos ayuda a encontrar la diferencia entre lo que somos y lo que creemos que somos.

Aparentemente sabemos cuáles son las cosas que queremos concientemente, pero hay otras fuerzas que conforman a nuestra humanidad que desconocemos, son inconcientes, arquetípicas y como todo lo inconciente tiende a emerger, sin que nos demos cuenta las actuamos o utilizamos a otros para que las actúen por nosotros, los transformamos en actores y les damos los papeles para realizar lo que la novela de nuestra vida requiere para llegar a buen fin.

Ser protagonistas de nuestra propia historia requiere de síntesis, de vueltas atrás y nuevos avances, de equilibrio y de, fundamentalmente, aprender quiénes somos y quiénes son los otros en un vínculo sano, integrándolos a nuestra vida sin transformarlos caprichosamente en lo que queremos, respetando su individualidad y respetando nuestro proceso de ser individuos.

2 comentarios:

Betty dijo...

ante todo Silvio Rodríguez...un genio!!!

luego si me pongo a pensar en lo que quise SER, no pienso en algo relacionado a una profesión, ni ahí,pienso en mi ser interior que te soy honesta hubiera preferido que fuera mas fuerte

tomson dijo...

Betty sin dudas Silvio Rodriguez es un maestro!
"A veces nuestra propia luz se apaga, y es vuelta a encender por la chispa de otra persona.
Todos tenemos motivos para estar profundamente agradecidos por quienes han reencendido nuestra llama interior".
albert Schweitzer