martes, 14 de junio de 2011

Constelación Familiar

¿Qué son las constelaciones familiares?
Constelaciones Familiares es un tipo de Terapia Sistémica Familiar desarrollado por Bert Hellinger.
Desde los años 1980, Bert Hellinger ha venido desarrollando un método de trabajo psicoterapéutico con un variado grupo de cuadros psicológicos: desde las profundas esquizofrenias y depresiones, pasando por enfermos de cáncer, el tema de la adopción y sus consecuencias, las víctimas del Holocausto en la Segunda Guerra Mundial, las cotidianas preguntas sobre el sentido, las relaciones de pareja, los disminuidos, etc.

Se dice que el 70% de los problemas psicológicos que nos afectan a todos vienen de nuestra historia y relación familiar. El hijo, por amor ciego, adopta reacciones y soporta cargas que le dificultarán la vida de adulto. Constelaciones saca rápidamente a la luz la dinámica que causa el sufrimiento y, si se dan las circunstancias apropiadas, la corrige en el mismo momento.
El espectro lo abarca todo, todo lo que constituye la vida humana, desde su tragedia y patología, hasta su grandeza y plenitud.

Esta Terapia se diferencia de otras por su extrema rapidez. En una Constelación (de una duración media de 1 hora) sale a la luz y se aborda el tema causante del problema presentado por el cliente, en oposición a procesos que pueden durar años en otro tipo de Terapias, como el psicoanálisis. Por eso cada vez más psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas se interesan por las Constelaciones Familiares como herramienta terapéutica.

El Método de trabajo se fundamenta en trabajar con representantes, y en grupo aunque también existen las sesiones individuales.
El alcance del trabajo no se limita a la persona que ha hecho su Constelación, sino también a su sistema familiar, ya que cuando un elemento del sistema se mueve, todos se recolocan a su vez, encontrando un mejor equilibrio.

¿Cómo funcionan las Constelaciones Familiares?

En una constelación familiar entran en juego diversas dicotomías:

inconsciente - consciente,

silencio - palabra,

grupo - yo,

emocional - racional.

Todas estas cuestiones son ciertas, falsas, y ciertas y falsas al mismo tiempo.

El arte en una constelación consiste en sacar a la luz aquello que en esta constelación, hoy y ahora, es. En cada constelación familiar, el maestro es la realidad.

Y una constelación es un ámbito donde la realidad puede presentarse en toda su plenitud relativa: aquí y ahora, porque después, será diferente.


El cliente forma la constelación, como ya se ha indicado, de acuerdo con una imagen que él tiene. La imagen se refiere a un sistema, en este caso, a un sistema familiar. Por tanto, cuando se habla de sistema refiere a la realidad como relación. La individualidad absoluta no existe. El lenguaje engaña, cuando significante y significado aparecen y son tratados aislados de un contexto.


Lo individual se crea y se forma en lo colectivo. Interpretado así, lo individual siempre fue, porque se preparó, y siempre será, porque sin él no sería el ahora. Esta interacción va más allá del los deseos. Y cuando más se entra en un sistema, más densa es esta interacción y dependencia, y más se descubre que la realidad que se percibe tiene, en ese profundo nivel, una calidad que la hace incomprensible e inmanipulable.


El acceso a la imagen se presenta cuando el cliente, interiormente, desea abrirse a su propia realidad. La imagen no es elaborada al formar la constelación, sino sencillamente intuida, como un dejarse llevar. La calidad y la actitud del coordinador/terapeuta serán decisivas para facilitar al cliente esta capacidad de acción.


Nuestra vida, nuestros éxitos y fracasos personales, se encuentran preparados en estas imágenes. Son creadas y transmitidas en el ambiente familiar, y no tienen por qué ser vividas conscientemente, ni por qué coincidir con los sentimientos, creencias o ideologías.


Las imágenes no son estáticas. Son válidas en cada instante espacio-tiempo, y varían con los sucesos concretos que la vida de por sí trae. Si se para en una imagen en concreto, ¿qué se puede ver? Verían personas de un sistema familiar relacionadas entre sí. Estos miembros serán para la persona en cuestión significativos, independientemente de si viven o están muertos, de si están cerca o lejos. Esta imagen pertenece a otra categoría espacio-temporal que no es la de la física mecánica. Manifestar estas imágenes es sólo posible en una situación donde la racionalidad y la emocionalidad, que a veces se utilizan de escudo para el miedo y la inseguridad, no escondan la crudeza de lo acontecido.