jueves, 16 de abril de 2009

Depresión Posparto


Muchas mujeres después del parto sufren cambios en el humor aparecen períodos de irritabilidad, fatiga, accesos de llanto sin razón, pérdida del apetito, dificultades para conciliar el sueño y aumento de la susceptibilidad.

Si estos síntomas aparecen entre los tres y cinco días posteriores al parto, no te preocupes: estás atravesando una leve depresión pos parto que con mucho apoyo de tu pareja y compañía puede llegar a feliz término, incluso el reintegrarte a tus actividades laborales genera esa distracción necesaria para que todo regrese a la normalidad, este es considerado entre los ginecólogos un mal común de las madres primerizas ya que el temor de esta nueva etapa es un síndrome normal por temores e inseguridades en el manejo de su responsabilidad como madre, esta etapa puede durar horas y días sin embargo al detectar esta posibilidad lo ideal es visitar al médico.

Los cambios hormonales del embarazo son cuantiosos y pueden generar cierto desorden en tu organismo. Los expertos atribuyen las causas de estos estados de ánimo al aumento excesivo de los niveles de estrógenos y progesterona con posterioridad al parto, lo cual puede afectar las emociones, y las hormonas que proporcionan la sensación de optimismo, como la serotonina. Si a esto le sumamos el sueño interrumpido (el bebé no duerme corrido y hace intervalos en el sueño de la nueva madre cada una, dos y hasta tres horas para alimentarse), el desgaste fisiológico que representa amamantar y el cambio en el ritmo de vida, resulta fácil determinar porque este trastorno es tan común.

El síndrome posparto es algo natural Lo más importante es tomar conciencia de ello. Saber que existe, que no es algo que le pasa a una mujer en particular. Es algo común a todas.
Es importante hablarlo con la pareja, con alguna otra mamá que haya parido recientemente o con amigas que la escuchen. Es decir tener un buen entorno comprensivo y también contar con un buen apoyo profesional, además de tratar de empezar o continuar con una actividad.

El ocultar su estado de depresión, el encerrarse, el no compartirlo muchas veces por la ignorancia o la vergüenza del que dirán o que pensarán, disfraza la situación y hace que el síndrome se vaya asentando en el inconsciente. Y cuando pasa el tiempo y uno se cree que todo volvió a la normalidad, cuando una menos lo espera aparece con todas las fuerzas.

Es entonces cuando vemos mujeres con manifestaciones fóbicas que no tienen un origen de nacimiento, sino que aparecen de la nada, después de una operación, de un problema económico, de pareja, etc. Que una no entiende por qué se originaron y que pueden desencadenar varias patologías. El síndrome posparto es el origen, pero el desenlace puede añadirse a otras patologías psicológicas.

Sin duda alguna, es importante la difusión de este tema y se debe exigir al profesional médico que trate a la mujer en el embarazo que las oriente al respecto. A pesar de la ciencia y sus avances, hay muchos médicos que se niegan a hablar de dicho tema, dejándoselo exclusivamente a los profesionales de la psiquiatría o la psicología, y desconociendo que no sólo los obstetras tienen que atender al bebé sino también cubrir el aspecto interno y psíquico de la madre.

Hoy en día está de moda hacer cursos preparto, pero en ninguno se ha pensado en hablar sobre esto. No nos olvidemos que en los cursos preparto hay muchas madres que ya fueron primerizas y su experiencia es la más valiosa para encarar el difícil trance de la depresión posparto.

3 comentarios:

betty dijo...

que tema!!!
cuando tuve a mi primera hija, me daban ganas de desaparecer!!!! me sentía desbordada, cansada, con un susto que ni te cuento!!jaja
pero uno sale a flote con la ayuda de la familia y va ganando confianza
creo que eso nos pasa a todas no???

tomson dijo...

Hola Betty si es verdad, lo que ocurre que el primer hijo te agarra joven o por lo menos inexperta y en otra epoca en la que habia menos informacion, hoy hay muchas alternativas para informarte y superarlo rapidamente.
Un beso !!

gallega dijo...

SABES QUE A MI TAMBIEN ,UNA TRISTEZA ,MENOS MAL QUE DURO POCO CLARO LA AYUDA DE LOS SERES QUERIDOS!!!!!