viernes, 17 de abril de 2009

La Cromoterapia


Consiste en utilizar el color para tratar enfermedades físicas y trastornos emocionales. Reúne aportaciones de la psicología, medicina, arte y física. Los colores tienen la capacidad de calmar, inspirar, excitar, equilibrar o alterar nuestras percepciones, lo cual llevó a considerarlos como instrumentos terapéuticos por sí mismos. Cada color emite unas vibraciones características que nos llegan de distinta manera y producen efectos diferentes.

La cromoterapia utiliza ocho colores que son el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el turquesa, el azul, el violeta y el magenta.

La cromoterapia está presente en la naturaleza. La altitud influye en la distribución del color. Mientras en cuevas y sótanos está presente el negro y los infrarrojos, a nivel del mar, en la sabana y en las llanuras aparecen el rojo y el naranja; en la meseta y los campos cultivados se da el amarillo, en las sierras y montañas suaves, el verde, en los ríos de montaña el azul, en montañas elevadas y profundidades marinas, el índigo y violeta y en el cielo el blanco.

Según la cromoterapia, para que la alimentación sea adecuada se debe tener en cuenta los colores de los alimentos. Los alimentos de color rojo, naranja y amarillo son revitalizadores y estimulantes; los verdes equilibran el cuerpo y sirven de tónico, los azules, añil y púrpura son tranquilizantes y refrescantes.

El rojo está presente en mariscos, carnes rojas, sal alcohol y semillas. El naranja se encuentra en los derivados lácteos, carnes blancas, azúcar, miel, y aceite de oliva. El amarillo lo contienen el pescado, legumbres, carne de ave y aceites ligeros como el de maíz. El verde se encuentra en cereales, frutas y verduras. El azul está presente en algunas verduras y ensaladas y el índigo se encuentra en las infusiones y el violeta en el agua y el aire.

Tratamiento

La cromoterapia se basa en la iluminación general o selectiva del cuerpo humano con luces de colores o luz blanca. El primer paso es elegir el color que parezca más adecuado para un paciente determinado. Una vez elegido, se ilumina la parte del cuerpo afectada con un haz de dicho color, pudiéndose usar también un color complementario. El paciente recibe el haz, o haces, de luz coloreada durante unos minutos.

Otras formas de cromoterapia requieren la introducción del paciente en un tubo de tela blanca en la que cabe su cuerpo entero. Esta tela no queda adherida a la piel, ya que el tubo tiene una armazón que da forma al conjunto y hace que el paciente quede dentro, como si se hubiera introducido en una tienda de campaña alargada.

Una vez dentro, la tela blanca se ilumina con las luces de los colores elegidos, de forma que el paciente se ve envuelto en un mar de luz de distintos colores según sus necesidades terapéuticas. Frecuentemente, esta modalidad de cromoterapia se acompaña con música o ejercicios suaves de reflexoterapia.

5 comentarios:

gallega dijo...

BUEN SABADO AMIGA QUERIDA!!! DIME DONDE LO HACEN ESTO ???

el ángel dijo...

muy interesante el tema, algo había leído
saludos y buen fin de semana!

betty dijo...

hola Tomson!!!
sabes yo practico yoga hace muchos años y ademas soy reikista, y esta técnica de la que haces referencia es muy buena,la conozco, hay muchas mas, todas son útiles a la hora de armonizar y buscar un equilibrio, siempre es mejor recurrir a ellas, y no buscar en las drogas(me refiero a los medicamentos)la solución a nuestros problemas
te dejo beso y que tengas lindo fin de semana!!

tomson dijo...

Hola Gallega te cuento hay varias direcciones yo encontre en internet, Longchamps(gimnasio La Finca tel.4233-1375)y en el Club A. Longchamps (156-274-2353),también en Burzaco(Centro Cultural El Refugio 4238-9515).Esta es una en tantos.
Angel buen finde semana!!!
Sabes Betty que tengo un amigo que vive en Rosario y su pareja es reikista, me gustaria saber mas, me importa todo lo referente a lograr armonia y una salida a los problemas cotidianos.
Que tengas un lindo finde!!

Anónimo dijo...

hola soy sarime vivo en lima peru, trabajo y estudio filosofia hace poco me diagnosticaron calculos en la vesiculay esta experiencia me ha despertado la curiosidad de saber si las enfermedades tienen tal vez su principio en las vivencias sicologicas de las personas.

esta muy interesante el articulo pero me gustaria si tal vez podrias colgar un articulo donde expliquen las enfermedades fisicas como por ejemplo los calculos viliares pero partiendo desde elpunto de vista de la sicologia y si hay algun tipo de terapia que ayude a este tipo de enfermedad.
un abrazo