martes, 2 de agosto de 2011

Dolor emocional

Se puede presentar en los momentos críticos de la vida como:
El divorcio
Pérdida de la persona amada
infidelidad
desamor
desprecio
desaprobación
rechazo
¿Es posible curar las heridas después de estas experiencias?
El dolor emocional es uno de los males más comunes que sucede a diario a nuestro alrededor o a nosotros mismos, nadie esta exento de sentirlo en un momento o en muchos momentos de la vida. Este tipo de dolor puede llegar sorpresivamente y a medida que nos tome desprevenidos el golpe es más devastador, por ejemplo cuando existe una infidelidad.

Es el tipo de dolor que no queremos enfrentar  y en muchos de los casos tratamos de evadir, ya que los seres humanos nos vamos haciendo casi expertos en evadir las cosas dolorosas de la vida, el sufrimiento es algo que parece tener dos extremos en la reacción humana, uno de los extremos es el auto engaño, ya que no queremos reconocer que algo grave está sucediendo en nuestra vida. Un ejemplo de esto es cuando ante la amenaza de la separación, que es evidente porque nuestra pareja cada vez se aleja mas y mas, tanto físicamente como emocionalmente, queremos creer que no pasa nada, que todo se va a arreglar y esta es una de las formas más comunes de hacernos los distraídos.

El otro extremo es la adicción al dolor, existen personas que van pasando de dolor en dolor por la vida, tanto físicamente como emocionalmente. Todos hemos conocido a alguien quien siempre nos hace comentarios sobre lo mal que le ha ido o sobre los problemas físicos que están pasando, sin darse cuenta que ese dolor le reporta ganancias; un ejemplo muy común es cuando presentamos un comportamiento que verdaderamente da lástima y en realidad eso es lo que buscamos, mostrar un dolor que verdaderamente desgarre para encontrar la compasión de los demás o con esto podemos chantajear a las personas que nos quieren.

En las etapas de dolor existen muchas conductas:
Conductas de huida; Se caracterizan por alejarse del evento doloroso.
Conductas de represión; El inconsciente nos hace olvidar enérgicamente eventos o pensamientos que serían dolorosos si se les permitiese acceder a nuestro pensamiento.
Conductas de proyección; Son cuando los sentimientos o ideas dolorosas, son proyectadas hacia otras personas o cosas cercanas pero que el individuo siente ajenas y que no tienen nada que ver con él.
Conductas de negación; Es cuando la persona trata factores de la realidad obvios, como si no existieran.
Conductas de regresión; Que son el retorno a un funcionamiento mental de nivel anterior ("más infantil").
Conductas de aislamiento; Que se caracterizan por la  separación del recuerdo y los sentimientos, es cuando alguien deja de sentir algo que realmente le afecta.
Conductas de sustitución; Son cuando la persona substituye un pensamiento desagradable inmediatamente por uno agradable.
Conductas de desplazamiento; Es cuando la persona  tiene sentimientos hacia una persona pero los conecta a otra, es el típico “que no busca quien se lo hizo sino quien se la pague”.
Conductas de racionalización; Es encontrar una auto justificación de los actos, sin percibir los resultados, es cuando se hace exactamente lo contrario  a lo que se necesita.

¿Qué sucede cuando es un dolor más allá que el físico?
Generalmente antecede a los malestares físicos cuando una persona no expresa sus sentimientos, no busca la forma de salir adelante o evade las situaciones. El cuerpo tiende a manifestarse de distintas formas ya sean enfermedades o malestares psíquicos que no le permiten tener una calidad de vida placentera, la vida comienza a complicarse cada vez más porque no nos sentimos a gusto con nosotros mismos ni con las situaciones.

Ser feliz se complica cuando en nuestro interior existe el dolor emocional, porque éste no nos permitirá mirar la vida de forma positiva. Si bien nuestros pensamientos determinan nuestro éxito o nuestro fracaso, es necesario sanar las heridas del alma para poder llenar nuestro interior de positivismo y deseos de superación, de lo contrario se convertirán en nuestro mayor enemigo.

Nadie puede dar lo que no tiene, y si no estás bien con vos mismo, no podrás estar bien, amar, cuidar, aconsejar a otros, dar amistad, etc...
Cuando en nuestras vidas, nos acostumbramos al dolor emocional, ese sufrimiento se convierte no solo en un sufrimiento temporal. Es importante no dejar que el dolor emocional controle nuestra vida, eso podría llevarnos al daño emocional.

Una de las funciones del dolor emocional es la de prevenir el daño emocional, que conocemos como trauma psicológico, por lo tanto en nuestras manos está la decisión de que tanto voy a permitir que me afecte tal o cual circunstancia, y qué tanto peso voy a darle en mi vida a determinada situación.
Cuando pensamos que todo está perdido y no existe salida, por lo que repetimos y repetimos lo que nos hace sufrir, aceptamos lo que no debemos escuchar de otros, como palabras destructivas y discriminatorias. Es importante recordar que ninguna persona posee el derecho de hacernos sentir menos especial o valioso.

Hay que tener cuidado, ya que el dolor emocional puede permanecer instalado en nosotros por un largo período; lo cual nos lleva a dormir rumiando el dolor y al despertar sentiremos el mismo dolor, solo que en muchos de los casos nos vamos acostumbrando al dolor e incluso hay quienes se vuelven adictos al dolor, lo cual conlleva consecuencia incluso el no querer dejarlo, ya que es como despojarnos de una gran arma que nos permite relacionarnos con otras persona, ¿Quién no conoce a alguien que nos ha contado su historia triste y llena de penurias?

Hay quienes afirman que el dolor es el mejor maestro, ya que más duelan las cosas, mas aprendemos de ellas, y en realidad es al contrario, entre más relajada esta la mente y más confortable  este la persona más fácil es aprender.
Existen herramientas de terapia que ayudarán a equilibrar nuestras emociones y sentimientos.
Los ejercicios de relajación, Yoga, la autohipnosis, la hipnosis clínica y los libros de auto ayuda pueden ser muy beneficiosos para ayudarnos a sanar un dolor emocional que se ha instalado en nuestras vidas.

2 comentarios:

gallega dijo...

ESTOY SEGURA QUERIDA TOMSON QUE LA ADICCION NO ES SOLO POR SUSTANCIAS, TAMBIEN POR MUCHAS COSAS ENTRE ELLAS EL DOLOR

tomson dijo...

Si seguro entre las adicciones esta la del dolor mucha gente si no sufre no vive.
Besos amiga gracias por tu visita!!