jueves, 7 de mayo de 2009

Peleas entre hermanos



Las peleas entre hermanos siempre han sido y serán un tema preocupante para los padres, tanto por sus causas como por sus posibles consecuencias.Los celos y la competencia entre hermanos es una cuestión en la que hay que poner especial cuidado, pues en ocasiones somos copartícipes de ella al actuar con preferencias hacia alguno de los hijos.

Aunque digas y sientas que puedes dar la vida por cualquiera de tus hijos, tal vez actúes dando la impresión de preferir o de proteger más a alguno que a otro.Es importante no sentirse culpable por ello, pero debes reconocerlo ante vos mismo/a cuando ocurra para que puedas corregirlo; de otra manera, la negación y el autoengaño empeorarán las cosas.Como ocurre con todas las personas con las que nos relacionamos, hay algunas con las que somos más afines, compartimos gustos o simplemente tenemos ritmos y velocidades similares para entender las cosas, para comunicarnos y para actuar.

Cuando alguien es más lento o más rápido que uno, se tiene la tendencia al rechazo.
Hay casos extremos en los cuales se asocia inconscientemente a un hijo de un matrimonio fallido con la ex pareja, y transferir a él el posible rechazo, con muy graves consecuencias para el niño, quien recibe cargas emocionales negativas inexplicables de su madre o de su padre.
Cuando suceden cosas así, se puede involuntariamente llegar a ser copartícipe de las peleas por celos entre hermanos o medio hermano y uno debe tomar conciencia y actuar en consecuencia para no propiciar dichas situaciones.

La solución es no sólo decir que los “quieres igual a todos”, debes demostrarlo a través de tus actos.Si tienes algún detalle o atención con uno, debes tenerlo con los otros, de acuerdo con sus edades e intereses particulares.Si corriges a uno, debes corregir al otro cuando haga algo similar.Si dedicas tiempo para jugar, hablar o convivir con uno, debes hacer lo mismo con el otro o los otros hijos, de acuerdo con las necesidades de cada uno.

En algunos casos las preferencias de los padres por uno de sus hijos ocurren por neurosis asociadas con el género de sus hijos (desprecio por las mujeres o rencor por los hombres) y se dan discriminaciones por supuestos “roles” del hombre o de la mujer, alentando serios conflictos entre hermanos.Cuando los celos ocurren sin que vos demuestres preferencia por alguno de tus hijos, entonces debes buscar acercarte un poco más a ellos. Busca momentos de intimidad con cada uno, además de la convivencia colectiva.

Cuando las peleas ocurren por desacuerdos entre ellos, propios de toda convivencia que se desgasta por la rutina, debido a la falta de respeto de alguno o como un simple intento de dominio de alguna de las partes, entonces debes estar pendiente de que no haya una agresión mayor pero permitiendo que se arreglen entre ellos solos.
Los golpes entre ellos deben estar prohibidos como regla fundamentada en el valor respeto, pero inevitablemente ocurrirá algún día; sólo hay que dejar que asuman la consecuencia al daño causado y debes ser firme.

2 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Mil gracias me hacía falta leer algo así,mis hijos se pelean todo el tiempo,yo soy siempre igual con ambos y cuando le dije al mayor que aqui se los trata igual me dijo que es verdad que su mamá y su papa no hacen diferencia pero que el resto de los familiares la quieren a ella y al no,le mostré todos los regalos que le hicieron a el y no recuerda tantas demostraciones de afecto que el olvidó y se calmó solo por un día,por lo que este post me viene más que bien,analizaré que hago mal,y de los demás es real que todos prefieren a mi hija es que ella es más simpática que el varón.Te dejo un fuerte abrazo y un gracias muy grande!

tomson dijo...

Isol buen dia !!! Que bueno que te sirva de referente.
Saludos nos leemos