viernes, 11 de septiembre de 2009

Reacciones alérgicas, psicológicas


Existe una relación muy estrecha entre enfermedades alérgicas y trastornos psicológicos, en especial, en pacientes que sufren de erupciones cutáneas en todo el cuerpo y edemas en las mucosas.
En una respuesta alérgica psicológica, la persona experimenta cambios mentales o emocionales. Éstos pueden variar desde sentirse deprimido o desorientado hasta hiperactividad y drásticos cambios de humor.

Hay una relación entre esta alergia y los trastornos de pánico y agarofobia, miedo a los espacios abiertos y a la multitud. También se destaca la relación entre la ansiedad anticipatorio y este tipo de alergia.
Muchas personas con alergias, sobre todo si tienen síntomas psicológicos, utilizan remedios cuyo efecto no ha sido comprobado. No existen pruebas de que altas dosis de vitaminas puedan ayudar; en cambio sí pueden desequilibrar la nutrición.

Muchos médicos y especialistas en alergias se ríen ante la idea de que una alergia pueda afectar a las emociones y el comportamiento. Sin embargo, muchos pacientes describen los síntomas psicológicos que sufren después de exponerse a un alergeno específico. Se desconoce si estos síntomas son realmente causados por la interacción entre anticuerpos o alergenos o son el resultado de otros síntomas de sensibilidad. Por ejemplo, una persona alérgica al polen experimenta picazón, congestión, lagrimeo, o estornudos durante la tradicional estación de primavera. Al mismo tiempo, la persona puede también sentirse deprimida, aislada e irritable.

Las personas alérgicas presentan un comportamiento ansioso; En cuanto a la personalidad, predominan los rasgos neuróticos, inestabilidad psicológica, labilidad emocional, hiperactividad e hipersensibilidad, con características de extraversión con alta disposición personal a la ansiedad.
Existiría básicamente un trastorno de la capacidad para expresar adecuadamente las emociones.
Como consecuencia se puede decir que el riesgo más importante de los alérgicos es la aparición de la ansiedad, tanto anticipatorio como disposicional, que es el rasgo que aparece con más frecuencia.
La ansiedad es una emoción normal que tiene como objetivo preparar al organismo ante situaciones de riesgo con el fin de movilizarnos para la acción.

Los Síntomas son:
Depresión sin causa aparente
Cambios drásticos de humor
Períodos de irritabilidad
Hiperactividad o letargo
Fatiga inusual
Pérdida del apetito.

Un abordaje psicológico terapéutico efectivo es una modalidad de Psicoterapia que incluya técnicas de desensiblización, de modificación de creencias negativas o incorrectas, de un cambio en la forma de ver el mundo y otras técnicas específicas para estos casos.
La Psicoterapia resulta eficaz para este tipo de trastorno lográndose efectos duraderos en la mayoría de los casos.
La reducción del stress también es necesaria, por lo cual se pueden incluir técnicas de relajación y respiración, ejercicios físicos, yoga, etc.

Los cambios en la alimentación también son aconsejables, por ejemplo: eliminando el consumo de café, chocolate, azúcar, tabaco y alcohol, reduce considerablemente la ansiedad.

4 comentarios:

lidiaazul dijo...

Demàs està decirte que ,menos,el de la pèrdida del apetito...tengo todos¡¡,en este momento,a pesar de tomar mi loratadina diaria,tengo un ojo en compota,me chorrea la nariz,ne pican los ojos,estornudo y....què hice yo para merecer èsto???????

tomson dijo...

Hola Lidia en esta epoca es ideal para sacar todo lo bueno que uno tiene las alergias!!! Te envio la mejor que pase pronto y puedas disfrutar de los hermosos dias que se vienen!!!
Besos!!

gallega dijo...

SOY ALERGICA ASMATICA,AUNQUE EL MEDICO ME DICE SE ES O NO ASMATICO,ASI QUE ALERGICA NO SOY SOY ASMATICA!

gallega dijo...

FELIZ LUNES AMIGA QUERIDA!!!!