jueves, 19 de mayo de 2011

Trastornos Neuróticos



Los trastornos neuróticos se refieren a los trastornos sensoriales y motores causados por enfermedades del sistema nervioso, en dicha patología se distorsionan el pensamiento racional y el funcionamiento a nivel social, familiar y laboral adecuado de las personas.


Las neurosis suelen ser recurrentes y se manifiestan de la misma forma a través de toda la vida del paciente.

Estas son: animadas o silenciosas, alegres o desanimadas, llenas de alegría o desdichadas, dependiendo de las circunstancias. En algunas personas con este trastorno, esta gama esta muy restringida, anclándose en uno u otro extremo de espectro emocional. Otras personas alternan entre los extremos de la euforia y la tristeza.Su manifestación incide principalmente entre 25 y los 45 años de edad. Las mujeres suelen ser más susceptibles a episodios histéricos y a las neurosis depresivas.

Trastornos Neuróticos incluyen las siguientes patologías:
Trastornos Afectivos o del Estado de Animo.
Trastornos de Ansiedad.
Trastornos Psicosomáticos o Psicofisiológicos.
Trastornos Somatoformes.
Trastornos Disociativos.
Trastornos Conversivos


Se pueden diferenciar:

Neurosis de angustia
Neurosis obsesivas compulsivas
Neurosis fóbicas
Neurosis neurasténicas
Neurosis de Despersonalización
Neurosis depresivas
Neurosis del Tipo disociativo
Neurosis de del Tipo conversivo
Neurosis hipocondríacas
Neurosis Histérica

Los psicoanalistas consideran la neurosis como una secuencia de cuatro elementos. Con la observación de los trastornos neuróticos, se llega a la conclusión de que la mayoría son la manifestación de determinadas heridas y conflictos conscientes o inconscientes que, a su vez guardan relación con cierto grado de maltrato en la infancia. Este puede haber sido físico o psicológico y dimensionado con una mala educación. Por lo general es suficiente con que en la etapa de desarrollo del niño este sufra falta de aprecio y reconocimiento, agresiones, desprecios, carencias afectivas, humillación ante otros niños etc.

Los síntomas principales incluyen una angustia exagerada, síntomas histéricos, fobias, síntomas obsesivos y compulsivos y una depresión grave angustia o hiperactividad de los mecanismos que emplea el paciente comúnmente para resolver su angustia y situaciones de estrés.


Otros síntomas pueden ser dolor de cabeza, falta de voluntad para realizar cosas simples, pérdida de las ganas de cualquier actividad física y alteración del sueño. El neurótico se instala en la patología con el objeto de obtener ayuda, compasión, sumisión a los demás, huida de las responsabilidades, fuente de excusas para justificar el comportamiento y otros mecanismos del temor y ansiedad como miedos y fobias, para evitar enfrentarse a la realidad.


El tratamiento Dependerá de su grado de situación, en primer instancia el medico de cabecera o por el psiquiatra. Un método apropiado es la psicoterapia ya que el hecho de llegar a conocer y a comprender la influencia que algunos acontecimientos de su vida pasada, no muy aclarados, han tenido sobre la personalidad del paciente un importante resultado.


En el caso de la neurosis de ansiedad, la neurosis fóbica, neurosis maniática y en algunos casos de neurosis hipocondríaca es necesario el tratamiento con farmacología. La realización de una terapia combinada, farmacológica y psicoterapéutica resulta el mejor abordaje para un alivio de los síntomas. Los tratamientos de larga duración pueden crear dependencia.

Otros casos solo pueden curarse con un cambio de ambiente, descanso y un régimen de comidas apropiado. El aire libre, paseos que no ocasionen fatiga y acostarse temprano, etc.


La evolución en los pacientes tratados con diferentes terapias, o combinadas es buena en un 80% de los casos.