martes, 3 de mayo de 2011

Síndrome de Estrés, Depresión, Pánico

La ansiedad es científicamente conocida como la respuestade lucha-huida ya que su propósito principal es activar el organismo y protegerlo del daño. Asociados con esta respuesta, hay un número de cambios físicos y mentales.

Es importante tener en cuenta que, una vez que el peligro ha desaparecido, muchos de estos cambios, especialmente los físicos pueden continuar, casi por sí mismos, debido al aprendizaje y a otros cambios corporales a largo plazo.


Cuando los síntomas físicos ocurren en ausencia de una explicación obvia, la gente malinterpreta frecuentemente los síntomas normales de lucha- huida como indicadores de un grave problema físico o mental. En este caso, las mismas sensaciones pueden convertirse frecuentemente en amenazantes y empezar toda la respuesta de lucha- huida de nuevo. Hay pacientes que, cuando experimenta los síntomas físicos de la respuesta de lucha- huida, cree que se están volviendo locos.


Es muy probable que se refieran a un trastorno mental severo conocido como esquizofrenia. La esquizofrenia es un trastorno grave caracterizado por síntomas tan severos como pensamientos y habla inconexos que a veces incluyen habla inentiligible, ideas delirantes, creencias extrañas, por ejem. Que recibe mensajes del espacio exterior y alucinaciones ej; hay voces en la cabeza del paciente. Además la esquizofrenia parece ser en gran parte un trastorno con base genética.

La esquizofrenia comienza en forma muy gradual y no de manera repentina como en un ataque de pánico. La esquizofrenia aparece al final de la adolescencia.

Hay personas que cree que va a perder el control cuando sienten pánico. Presumiblemente, quieren decir que se quedarán totalmente paralizados y no se podrán mover o que no sabrán que están haciendo y correrán alrededor matando gente salvajemente o gritando obscenidades y poniéndose en una situación embarazosa. Alternativamente, puede que no sepan que pasará pero pueden experimentar un sentimiento abrumador de catástrofe inminente.

Durante la ansiedad todo el cuerpo está preparado para la acción y hay un deseo irresistible de escapar. Sin embargo, la respuesta de lucha- huida no está destinada a herir a otra gente no es una amenaza y no producirá parálisis.
Más bien toda la respuesta pretende simplemente ayudar al organismo a escapar. Además, nunca se ha registrado ningún caso de alguien que pierda el control durante un ataque de pánico, incluso si la respuesta de lucha- huida hace que el paciente se sienta confundido, irreal o aturdido, aún capaz de pensar y funcionar normalmente. Hay que pensar con que rapidez la gente se da cuenta que se esta teniendo un ataque de pánico.

Mucha gente se asusta por lo que podría pasarles como resultado de sus síntomas, posiblemente porque creer que sus nervios podrían agotarse y podrían sufrir un colapso nervioso. La respuesta de lucha- huida se produce sobre todo a través del sistema nervioso simpático, el cuál es contrarrestado por el sistema nervioso parasimpático. El sistema nervioso parasimpático es, en un sentido, una protección contra la posibilidad de que el sistema nervioso simpático pueda estropearse. Los nervios, no son como cables eléctricos y la ansiedad no puede estropearlos, dañarlos o agotarlos.


Lo peor que podría ocurrir durante un ataque de pánico es que una persona se desmayará; en este momento el sistema nervioso simpático pararía su actividad la persona recuperaría la conciencia en unos pocos segundos. De todas formas, desmayarse como consecuencia de la respuesta de lucha- huida es extremadamente rara y, si ocurre, es una manera adaptativa de evitar que el sistema nervioso simpático se descontrole.

Mucha gente malinterpreta los síntomas de la respuesta de lucha- huida y creeque deben estar muriéndose de un ataque al corazón. Esto es porque no se tiene la información correcta sobre los ataques de pánico.

Las características de una enfermedad de corazón
Los síntomas más importantes de una enfermedad de corazón son faltos de aire y dolor en el pecho así como, ocasionalmente, palpitaciones y desvanecimiento. En algunos casos dolores en las piernas, al punto tal de paralizar y no poder moverse.
Estos son solo algunos de los síntomas de un problema cardiaco. Pueden ser detectados mediante un electrocardiograma.

2 comentarios:

gallega dijo...

COMO APRENDO AQUI!! MGRACIAS !!

tomson dijo...

Un beso Gallega!!!!