martes, 14 de julio de 2009

El término resiliencia:


Se emplea en varios campos o áreas del saber: por ejemplo, en psicología para definir la capacidad que un individuo tiene para tolerar y resistir la presión de los obstáculos vitales, consiguiendo hacer bien las cosas cuando todo parece actuar en su contra.

Cuando las personas están sometidas a alto estrés y viven situaciones altamente dañinas, el riesgo para su salud emocional y física es muy alto. Inclusive, hace apenas unas décadas la orientación de la psicología era esperar respuestas de un deterioro psicológico, lo cuál quedaba demostrado cuando algunas personas desarrollaban síntomas de estrés postraumático. Sin embargo, en la últimas décadas, diferentes investigaciones han revelado que ante situaciones de máximo estrés y adversidad, como pueden ser robos, guerras, enfermedades o atentados terroristas como son los ocurridos en el 11-S y 11-M, la mayoría de las personas logran adaptarse y no se ven afectados ni psicológica ni emocionalmente; es decir hay una respuesta resiliente.

La resiliencia es un concepto relativamente nuevo en la psicología y se encuentra estrechamente relacionado con el movimiento de la psicología positiva, la cuál sigue una corriente salutogénica.
En las últimas décadas las investigaciones de expertos han esclarecido las concepciones erróneas sobre este nuevo concepto, que por su novedad, puede ser confuso e, incluso, mal entendido y estudiado, por lo que es importante clarificar los diferentes modelos teóricos de resiliencia, así como los recursos asociados a ella en determinados colectivos y circunstancias.

"Tus pensamientos se reflejan en tu cuerpo y en tus acciones, tanto las emociones positivas y negativas serán reflejadas, ya que nuestro cuerpo y comportamiento es el reflejo de nuestra mente"

Una conducta salutogénica es también expresar nuestros sentimientos sin ofender a los demás ni a uno mismo, tener pensamientos positivos, y estar seguros que somos merecedores de estar sanos y sentirnos bien física y emocionalmente y que somos merecedores de amor y de éxito.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuánta sabiduría hay en las personas q logran tener este tipo de conducta!!! Admirable, y te pregunto: se puede trabajar xa lograrla, o es innata de tu forma de ser??? Besos Tomson,Tota.

alejandro aparicio morales dijo...

holalal
muy interesante
eres muy buena
genial tu relato

te deseo lo mejor de lo mejor
besos

tomson dijo...

Hola Tota se trabaja duro para lograrlo y en algunas personas lo traen en forma innata.
Besos Tota que sigas bien!!!
Alejandro es un gusto leer tus comentarios muchas gracias!!! Un beso!

betty dijo...

leyendo esto, te puedo asegurar que mi "resiliencia" es mucha, estoy preparada para la guerra te digo, he tenido tantos vaivenes en mi vida, mi cuerpo ha gritado en mas de una vez, pero por suerte (y seguramente debido a mi evolución)acá estoy, entera, aprendí a juntar mis pedazos, los que no pude, los dejé a un costado, y continúo mi camino
besos amiga Tomson, como siempre, uno aprende viniendo a visitarte

tomson dijo...

Hola Betty, que bueno lo que contas y se nota tu fortaleza en tus palabras,Creo que la experiencia vivida, los sinsabores te enseñan y te vuelve sabio.
Besos Betty!!

Willowcita dijo...

me gusta este rincón pq siempre aprendo algo nuevo.
gracias.

tomson dijo...

Hola Willowcita Saludos!!!

lidiaazul dijo...

Aprender cosas nuevas,la gran maravilla de la vida¡Yo,al contrario de Betty,todavìa no pude juntar mis pedazos...,me parece que la resiliencia no naciò conmigo.Igualmente,un placer leerte,tomson.

Anónimo dijo...

Creo que existe el riesgo de conceptualizar la resiliencia unicamente como una capacidad. La parte positiva de definirla así es que cabe la posibilidad de desarrollarla, entrenarla. Otra cuestion es que el termino de capacidad confunde a menudo a la gente, que piensa que se tiene o no se tiene, que tiende a considerarse como algo innato y esto -perdonenme- es una autentica burrada, que afortunadamente las investigaciones han desterrado. Es mucho más apropiado hblar de proceso, en esta definición se incorpora el contexto y todas las variables ( no hay dos situaciones iguales), es por esto que habiendo desarrollado nuestros factores de resiliencia, no se puede garantizar que siempre seamos resilientes. Pueden ampliar información en www.addima.org yo he aprendido mucho sobre resiliencia allí.