jueves, 22 de julio de 2010

Asertividad


La asertividad es la habilidad de las personas para respetarse y permitirse a ellos mismos y a los demás una serie de derechos fundamentales inherentes al ser humano. Estos derechos acarrean siempre, como contrapartida, una única obligación en las personas: asumir la responsabilidad de sus decisiones.

Estos derechos pueden resumirse en la siguiente propuesta:

Actuar de manera diferente a como los demás desearían que actuase.

Hacer las cosas de manera imperfecta.

Equivocarse alguna vez

Pensar de manera propia y diferente

Cambiar de opinión

Aceptar y rechazar críticas y quejas

Decidir la importancia que tienen las cosas.

No saber algo y admitirlo

No entender y pedir ayuda

Formular preguntas

Hacer peticiones

Rechazar una petición

Expresar sus sentimientos de alegría, tristeza, enojo, disgusto...

Elogiar recibir elogios.

En muchas ocasiones, las personas necesitan saber hasta qué punto ellos mismos se permiten, toleran esta lista de derechos y hasta qué punto lo permiten en los demás. Habitualmente, una persona que no se siente mal cuando los otros ponen en práctica sus derechos y tampoco siente malestar cuando él mismo los lleva a cabo, se trata de una persona feliz.

2 comentarios:

gallega dijo...

HABRA ALGUIEN ASI?

tomson dijo...

Hola Gallega, besos!! Si hay gente asi, no son los que abundan...