lunes, 16 de marzo de 2009

Comentarios del concepto de pulsion




"Por pulsion podemos entender al comienzo nada mas que la agencia representante psíquica de una fuente de de estímulos intrasomatica en continuo fluir, ella a diferencia del estimulo, que es producido por excitaciones singulares provenientes de afuera. Así la pulsion es uno de os conceptos de deslinde de lo anímico respecto de lo corporal".( Freud 1905).


" La pulsion nos aparece como un concepto fronterizo entre lo anímico y lo somático, como un representante psíquico de los estímulos que provienen del interior del cuerpo y alcanzan el alma, como una medida de exigencia de trabajo que es impuesta a lo anímico a consecuencia de su trabazón con lo corporal". ( Freud 1915)


"Una pulsion nunca puede pasar a ser objeto de la conciencia, solo puede serlo la representacion que es su representante. Ahora bien tampoco en el interior de lo inconsciente puede estar representada si no es por la representacion. Si la pulsion no se adhiriera a una representacion ni saliera a la luz como un estado afectivo nada podriamos saber de ella"( Freud 1915).

La pulsión para Freud, es una fuerza constante que actúa todo el tiempo. Por lo tanto, parte desde el interior del organismo, la fuga es ineficaz para su supresión. En Pulsiones y sus destinos (1914), Freud nos dice que, las pulsiones se encuentran “compuestas” de: Una fuente, que es la zona del cuerpo desde donde brota la pulsión (boca, ano). Un empuje: que es la magnitud de excitación puesta en juego por el movimiento pulsional, su “carga”. Un objeto: que es aquello hacia donde se dirige el movimiento pulsional y que tiene un carácter extremadamente variable. Un fin: constituido por la satisfacción, que siempre se realiza y que sucede en la propia fuente, en un movimiento de retorno.

Repartidas en una serie de zonas erógenas, las pulsiones recorren, por una exigencia de trabajo para la vida psíquica , un trayecto que, desplazándose en torno al objeto, alcanzan, finalmente, la satisfacción parcial, en la misma fuente.
Entonces, los componentes esenciales de la pulsión, fuente, exigencia de trabajo, objeto, fin, nos lleva a hacer una diferencia con el concepto de instinto: la pulsión no posee un objeto predeterminado por la naturaleza, sino que este es cambiante y esto nos permite hablar de los destinos de la pulsión.
Su finalidad es la sastifacción, mientras que el instinto sirve a alguna finalidad útil para la supervivencia o reproducción de la especie. Por lo tanto, podemos decir que, la cualidad de la pulsión es la de poder cambiar de fin y objeto psicológicamente, por no estar determinada de forma innata, sino gozar de una pasticidad e indeterminación que le posibilitarán una estructuración humana que la haga capaz de alcanzar la meta real, pero corriendo, al mismo tiempo, el riesgo de posibles fijaciones o desviaciones.

En el ámbito de la psicopatología es la prueba más fiel de que, este empuje pulsional en búsqueda de la satisfacción, puede entrar en contradicción con el placer o el bien del individuo, incluso hasta el punto de comprometer su existencia.

2 comentarios:

gallega dijo...

BUENOS DIAS AMIGA QUERIDA!!!!!

tomson dijo...

Hola Gallega. que tengas un lindo dia !!!!