lunes, 23 de marzo de 2009

Una Sonrisa



Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho. Enriquece al que la recibe sin empobrecer al que la da. No dura más que un instante, pero su recuerdo puede durar toda una vida. No se puede comprar, ni robar, ya que sólo tiene valor cuando se da. Tu sonrisa puede dar mucha vida, esperanza y ánimo a los oprimidos, fatigados, tentados o desesperados. Los más pobres la pueden dar, los más ricos la pueden necesitar. Si encuentras a alguien que te niega la sonrisa que mereces, sé generoso/a, dale la tuya, y piensa que nadie necesita tanto una sonrisa como aquel que no sabe darla a los demás. Sonríe también a Dios, haciendo con amor todo lo que te toca hacer. Él te regalará su sonrisa eterna.
Lo importante que resulta una sonrisa, para aquel que esta enfermo, deprimido, esa sonrisa que le regalas, para el significa que no estas molesto con el, que el es importante en tu vida.
Sonreír es signo de estar sano espiritualmente, es terapéutico para uno mismo, y para los demás. Unas de las cosas que más disfruto cuando nos reunimos, cada tanto con mi querida hermana, mi cuñado, mi otra mitad, es de nuestras charlas y de cómo nos reímos juntos de las ocurrencias, de nuestras vivencias, o de nuestros defectos, que nuestros maridos sacan a la luz, y lo hacen mas grande de lo que en realidad es, nos hace muy bien estar juntos y por sobre todo reírnos de nosotros mismos, o de felicidad.

3 comentarios:

el ángel dijo...

si, es verdad lo de la sonrisa, siempre cae bien, como el "por favor" "gracias", etc, etc
no cuesta nada dedicar una sonrisa, y hace mucho bien recibirla
saludos! y muy interesante todo lo que compartís con nosotros

tomson dijo...

Hola buen dia gracias por acompañarme!!! Que tengas un buen dia.

gallega dijo...

QUE BONITO CUANDO TE DAN UNA SONRISA CON UNA BUENA CONTESTACION!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!